Un informe realizado por el Digital Transformation Institute de Capgemini señala que el consumidor medio podría ahorrar más de 500 dólares (458,3 de euros) en concepto de comisiones bancarias y de seguros gracias a los contratos inteligentes basados en la tecnología blockchain (cadena de bloques).

Estudio de Capgemini sobre Blockchain‘Smart Contracts in Financial Services: Getting from Hype to Reality’ prevé que estos contratos inteligentes se adoptarán, de forma generalizada, a partir de 2020, lo que implicará múltiples ventajas, pero también una serie de retos asociados, que el estudio no elude (privacidad, seguridad, marco regulatorio…).

¿En qué medida impactará la tecnología blockchain en los seguros? El estudio explica que los contratos inteligentes acelerarán la tramitación de siniestros en los seguros de Salud, Autos, Multirriesgos Hogar y Asistencia en Viaje, por ejemplo, con menos formularios que cumplimentar y la menor necesidad de interacción entre reclamantes y aseguradoras (y, como ya hemos explicado, con menos posibilidades de error). Un sistema de contratos inteligentes reuniría en una misma infraestructura abierta a todos los participantes en la cadena de valor del seguro: consumidores, aseguradoras, tramitadores de siniestros e intermediarios. Se conseguiría así un proceso más rápido y cómodo de tramitación, gracias a la reducción de la documentación requerida, una menor dependencia de las comprobaciones manuales y mayor rapidez en la ejecución de los pagos. Solo en el segmento del seguro de Automóviles de uso personal, se estima que los contratos inteligentes tienen un potencial de ahorro anual para las aseguradoras británicas cercano a 21.000 millones de dólares (algo más de 19.000 millones de euros) en concepto de reducción de costes de tramitación a nivel mundial. Calculan en Capgemini que si las aseguradoras decidieran repercutir la mitad de este ahorro en las primas, supondría una mejora en cada una de ellas de 45 dólares (casi 41 euros) al año.