hablar recursoHace unos días me preguntaron si querría escribir algún artículo que publicar regularmente y me pareció difícil que pudiese generar contenido suficiente.

Pasados unos días empecé a interesarme por la manera, formato y particularidades que debía tener un blog y, al cabo de unos días más, aquí estoy tecleando el primer capítulo de algo que espero te resulte entretenido. Aquí pretendo compartir algunas reflexiones y aprovechar también ideas de expertos en áreas determinadas o contenido que valga la pena publicar. El objetivo es que esto no sea un monólogo.

Llevo unos cuantos años trabajando para compañías de software distintas para prácticamente todos los sectores. Desde telco, hasta administraciones públicas pasando por banca, seguros utilities, industria… Todos ellos con sus particularidades, retos, fases y características distintas, pero también con algunas cosas parecidas.

En todos los sectores la oferta de software y soluciones innovadoras que he promovido aporta mucho valor para enfrentarse a la competencia y a la demanda cambiante de los clientes, pero, si hay uno con auténtico potencial de desarrollo, mejora, crecimiento y futuro, es el de los seguros y es por esto por lo que me dedico a este sector en particular.

Ahora, al lío: antes de embarcarme en una empresa con un enfoque sectorial, me hice una pregunta muy sencilla que fue si, desde mi propia perspectiva como cliente con coche, moto, vivienda, familia… hay algo que pudiese mejorar mi percepción del sector y los productos que tengo contratados y la conclusión fue que no solo yo, pero creo que todos  tenemos al menos media docena de cosas que consideramos mejorables en los seguros contratados, si no más, ¿o no?

Ya pasado un tiempo y preparando este primer capítulo, decidí hablar con algunos amigos para ver cuál era su percepción de cada uno de sus proveedores habituales. El resultado es bastante llamativo: les pregunté sobre sus experiencias y me respondieron de un modo bastante parecido. Salvo los cabreos clásicos con algún proveedor, que les ocupaba casi toda la conversación y que he quitado del resumen, en general, había bastante consenso.

La primera pregunta fue sobre el siempre denostado operador de móvil-fibra y, salvo una atención al cliente más humana, personal y eficaz y contenidos como fútbol o series más flexibles, poco necesitaban. De los proveedores de luz y gas… sencillez en la factura y precio. De sus bancos, accesibilidad. Del super, proximidad y algunos productos de la competencia…. Me parecieron todos comentarios muy comunes y que comparto.

Sin embargo, cuando pregunté por sus seguros salieron muchas ideas: claridad, coberturas, seguros para “cosas” no aseguradas tradicionalmente, transporte “colaborativo”, ciberseguridad, protección de rentas, alquileres… curiosamente no había un asunto común y lo más llamativo es que, a la siguiente pregunta de cómo lo mejorarían, cada uno tenía al menos dos argumentos y creo que el motivo es que el seguro no está comoditizado y el campo es enorme.

Hablemos aquí de estas cosas.


Asís Angolotti, GuidewireSobre el autor del artículo

Asís Angolotti es director de Ventas para España y Portugal de Guidewire Software