mapfregenai explorandoelmaniana informeportadaEl sector asegurador debe estar atento a la evolución de la Inteligencia Artificial Generativa (IA Generativa o GenAI), pues su uso y adopción por parte de la sociedad, cada vez más generalizado, y sus posibilidades de desarrollo tecnológico, conlleva riesgos emergentes y potenciales necesidades que tienen implicaciones para la industria, como el fraude o los ciberataques.

Así lo revela el informe de Mapfre ‘Explorando el mañana: el rol de las aseguradoras en una sociedad marcada por la IA Generativa’, presentado ayer y que analiza cuatro posibles escenarios en los que la IA Generativa podría impactar en la sociedad para 2029, en ámbitos como la salud y la sanidad, la movilidad, la ciberseguridad, la interacción persona-tecnología, la adopción tecnológica empresarial y de usuario, así como posibles regulaciones, y el papel que jugará el sector asegurador en cada uno de ellos.

Para establecer estos cuatro escenarios, la aseguradora se ha basado en catorce drivers de los que depende la evolución del impacto de la GenAI, siete ciertos y siete inciertos. Los drivers ciertos se refieren a aquellos factores/impulsores que apenas cambian o cuyo grado de incertidumbre no impacta excesivamente para la evolución de la IA Generativa, por lo que es relativamente fácil prever su estado y su evolución futura y algunos son: la aceptación social de la GenAI, las tecnologías complementarias, las políticas de descarbonización o la preocupación por la ciberseguridad, entre otros. Los drivers inciertos hacen referencia a los factores/impulsores que, debido a su naturaleza disruptiva o su alta volatilidad, es difícil predecir su estado y su evolución futura dentro del periodo analizado. Algunos de estos drivers son: el nivel de desarrollo tecnológico, la regulación, el acceso a financiación o las dinámicas del mercado.

Cuatro escenarios con ‘the human in the loop’

A partir de la investigación, se han compuesto cuatro escenarios plausibles para 2029.

  • El primero, denominado ‘Camino al homo sapIAns’, plantea una realidad exagerada en la que la GenAI es ampliamente accesible y hay una adopción masiva, con una regulación permisiva, pero en el que hay una homogeneización del pensamiento y una dependencia excesiva de la tecnología.
  • En el segundo escenario -totalmente contrario al anterior-, ‘¿Te acuerdas del hype de la GenAI?’, la GenAI es madura, pero con una evolución más contenida, y su adopción se centra en la productividad con ciertas barreras, y hay una concienciación sobre sus funcionalidades.
  • El tercero, ‘Se busca antídoto al caos’, plantea una regulación muy restrictiva que limita su desarrollo tecnológico, destacándose una preferencia por la interacción humana y una mayor concienciación sobre los efectos psicológicos.
  • Por último, ‘Titanes Tecnológicos’ planta un escenario muy competitivo en el que las BigTech controlan el desarrollo tecnológico, con una alta adopción por parte de empresas y particulares, pero con mucha preocupación por la acumulación de poder de estas compañías.

La combinación de estos cuatro escenarios configurará la realidad marcada por la evolución de la GenAI y en los cuatro “siempre hay un ‘Human in the loop’”, como afirmó Bárbara Fernández, subdirectora (innovación disruptiva) y responsable de Insur_Space en Mapfre.

mapfre genai recursoescenariosmapfregenai informe cuadroescenarios

Líneas de acción

Ante estos posibles cuatro escenarios, el informe propone unas líneas de acción para el sector asegurador, que incluyen la ciberprotección, el uso responsable de la IA, el cuidado de la salud mental, nuevas formas de relación con los clientes, la prevención del fraude y la capacitación de los equipos en áreas relacionadas con la IA Generativa.

  • En concreto, en lo que a ciberprotección se refiere, y dado el desafío que la GenAI plantea ante la seguridad de los datos y la sofisticación de ciberataques, las empresas demandarán seguros, coberturas adecuadas y servicios destinados a prevenir, detectar y recuperar sistemas, una necesidad que aumentará asimismo entre particulares.
  • En cuanto al uso responsable de la IA/GenAI, habrá una demanda de protección a través de seguros y servicios que eviten los riesgos derivados del uso de estas herramientas de IA en aspectos como el cumplimiento normativo (desde la protección intelectual y la privacidad), el rendimiento de los sistemas o la posibilidad de sesgos discriminatorios.
  • Otra línea de actuación para el sector asegurador en relación con la emergencia de la IA, es el impacto que tendrá la tecnología en el ámbito sanitario, con una triple reflexión. Por un lado, la entrada de la IA aumentará la productividad, liberará al personal sanitario de tareas administrativas y mejorará los procesos de atención médica y la eficacia de los tratamientos; por otra parte, mejorará la experiencia del paciente y la interacción con este por medio de asistentes personales.
    Sin embargo, en la otra cara de la moneda, el informe alerta de que su uso podría agravar problemas de salud física y mental, pues al interactuar de manera más natural con las máquinas se puede desarrollar mayor dependencia al uso de las tecnologías digitales en general que podrían llevar a enfermedades crónicas ligadas al sedentarismo y al aislamiento social y la adicción.
  • Según el informe, la GenAI impulsará nuevas formas de relación con los clientes y la creación de productos más personalizados en el sector asegurador. Mediante asistentes conversacionales, la IA facilitará la interacción con los clientes, aumentando la accesibilidad y la transparencia en el proceso de seguro. Este enfoque conversacional no solo agiliza el intercambio de información, sino que también mejora la calidad de los datos recopilados y, por ende, ayudaría al desarrollo de productos y servicios adaptados a las necesidades de cada cliente. Ejemplos de ello incluyen la microsegmentación para seguros dinámicos, seguros on/off, ofertas hiperpersonalizadas, etc.
  • En lo que al fraude se refiere, el aumento en la democratización de herramientas para la falsificación de imágenes, audios y vídeos llevará a un incremento significativo en los intentos de estafa en siniestros para las aseguradoras, por lo que se deberá implementar mecanismos y herramientas que permitan al Seguro detectar evidencias falsas de manera efectiva.
  • Además, es crucial capacitar a los equipos para enfrentar los desafíos asociados con la GenAI. Se requiere la formación de nuevos expertos en este campo, así como en áreas relacionadas como negocio, datos, seguridad y ética. También se necesitan perfiles provenientes de las ciencias sociales y humanidades, como antropólogos, sociólogos, lingüistas e historiadores, para garantizar un desarrollo y uso responsable y confiable de la IA Generativa.