cincoexpertos life5 iaA lo largo de este último año, la aplicación de la inteligencia artificial (IA) ha emergido como uno de los temas dominantes en las conversaciones. Dentro del sector asegurador también es uno de los principales temas, como se demostró en la pasada Semana del Seguro (2024), donde este tema ocupó la mayor parte de las ponencias. Aprovechando su asistencia al evento, Life5 ha hablado con representantes del sector asegurador para conocer su opinión respecto a la aplicación de la IA en el sector.

En concreto, la insurtech ha entrevistado a Javier Barberá, presidente del Consejo General de Mediadores de Seguros; Higinio Iglesias, CEO de ebroker; Juan David Ruiz, CEO de la correduría Ruiz Re; Susana Pérez, directora general de INESE; y Carlos Lluch, director técnico y administrador único de Lluch & Juelich.

Aplicación de la IA

Según un informe de Life5 sobre la situación del seguro de vida en España en 2023, un 73% de las compañías aseguradoras está tratando de implementar la IA en diferentes proyectos, destacando ámbitos como la segmentación de clientes, la detección de fraude y el riesgo de fuga por parte de los clientes.

En este sentido, para Javier Barberá, la IA es un componente esencial de la digitalización en curso en el sector, aunque reconoce que su adopción varía entre las compañías y, aunque hay nivel de madurez y va con una rapidez brutal, se observan diferentes velocidades. De cara al futuro, no se aventura a predecir cómo será, si bien afirma que “mucho mejor de lo que tenemos hoy”.

Según Higinio Iglesias, la IA ofrece muchas posibilidades, pero “la estrategia está en buscar dónde aportar más valor al corredor de seguros” como es ayudar a los profesionales a ser más eficientes y no perder el tiempo con actividades que no se centran en el asesoramiento al cliente. Reconoce el reto como CEO de la tecnológica de desarrollar las herramientas de IA adecuadas para el corredor y que realmente aporte valor en aquellos puntos de la cadena en los que realmente sea útil. “Aún estamos en las primeras etapas de esta revolución tecnológica, pero su papel será muy relevante”, añade.

En esto coincide Juan David Ruiz: “La IA viene para quedarse y sustituir esos procesos repetitivos y que no aportan valor”, afirma, peo sin perder el factor humano. Además, resalta también la figura humana del asesor, “que aporta ese conocimiento y pensamiento para poder contratar de forma correcta el seguro”. Sobre las herramientas, sostiene que “hay una evolución, hay especies (tendencias tecnológicas) que desaparecen, otras que cambian y que se adaptan a los nuevos tiempos. Te apoyas en las tecnologías, pero lo importante son las relaciones humanas”.

El reto de la IA para los corredores

Carlos Lluch reconoce la relevancia de la IA en el futuro del sector, pero advierte sobre desafíos como la falta de datos de calidad y la resistencia al cambio por parte del mercado. Así, las corredurías más pequeñas y los corredores independientes encuentran grandes dificultades en su aplicación por la falta de datos, para un análisis que pueda dar datos más reales que puedan aportar un valor. “Lo que interesa es la relación humana. Es decir, al final buscamos relacionarnos con personas. La confianza. Esta es una industria en la que el aspecto personal no hay que perderlo”, subraya.

Por otro lado, Susana Pérez destaca la aversión al riesgo inherente al sector asegurador, pero subraya la importancia de no quedarse atrás en la adopción de la IA, impulsada por startups innovadoras. Así, las grandes aseguradoras y compañías tecnológicas pueden desarrollar e implementar más fácilmente estas tendencias tecnológicas; además de integrarlos con sus infraestructuras y procesos existentes.

Sin embargo, “es una herramienta que se desarrolla con los datos que se le van dando, con unos parámetros detallados. Su desarrollo depende de que el profesional que la utiliza lo haga de la forma adecuada y que la IA cuente con la cantidad suficiente de datos para ir aprendiendo de forma inteligente”, opina.