El dato de un 10% de fraude en el coste siniestral del Seguro es discutido y discutible, como quedó  de manifiesto en el debate profesional patrocinado por Sas y Capgemini en el marco de la ‘Semana del Seguro’; lo que ya no lo es tanto es que tiene un gran potencial de mejora. Si el Seguro español pudiera situar su porcentaje de fraude detectado en el 5 o 6%, en lugar del 2% actual, se ahorraría unos 500 millones anuales. Porque una adecuada gestión del fraude impacta en la eficiencia de costes y en la de procesos, además de mejorar la calidad de la cartera, disminuir la siniestralidad y optimizar la rentabilidad del negocio.

Podríamos caer en el error de entender que la gestión del fraude obedece a una estrategia de detección, en el momento del siniestro, cuando también hay otras estrategias de mejora en prevención (en el momento de la contratación) y en prospección («aprender» de los resultados obtenidos y definir nuevos patrones de fraude).

Los retos pasan por orientar toda la organización a la detección del fraude (no es solamente una cuestión de un departamento, de tramitadores de siniestros), ofrecer una visión 360 grados apoyada en un proceso analítico de gestión (visión cliente) y contar con una solución «end to end» enfocada en la calidad, análisis y acceso a los datos.

En cuanto a tendencias de futuro en gestión del fraude, se ha señalado: la centralización del fraude, contar con datos externos en tiempo real y con soluciones sectoriales que permitan mayor posibilidad de detectar el fraude organizado y establecer modelos predictivos.

Sas y Capgemini apuestan por una propuesta de valor diferencial, con una visión de programa (no simplemente de proyecto), planificada en el tiempo y con un enfoque tecnológico de la mano de los clientes (la «customización» o personalización frente a soluciones generales «plug and play»). La implementación se realiza con un «análisis GAP», estableciendo un plan de implantación con fases y un proyecto piloto, con análisis de beneficio económico, una prueba de modelo y una definición de la estrategia de negocio.

Jornada

El acto ha contado con la participación de representantes de departamentos de siniestros y gestión de fraude de CASER, GENERALI, LÍNEA DIRECTA, MGS, MMT, MUTUA MADRILEÑA, PATRIA HISPANA, PELAYO, REALE, SANITAS, SANTANDER SEGUROS y VERTI.