smartphone tiktokMás del 80% de los casos de fraude detectados en las pólizas gestionadas por CPP Group Spain corresponden a la tipología de fraude indirecto, y en su mayoría a denuncias falsas de robo de terminales, interpuestas con el objetivo de recibir un nuevo terminal de sustitución.

Así lo revela en su estudio ‘El Fraude en el Seguro Móvil 2020’, que apunta a que los otros dos momentos más habituales en los que se registran prácticas fraudulentas son la contratación del seguro -falseando los datos facilitados- y la entrega del terminal supuestamente siniestrado.

El estudio establece dos tipos de fraudes: indirecto y directo. El primero es el abandono por parte del cliente de la continuidad de una incidencia declarada tras el inicio de las indagaciones, bien por no enviar la documentación requerida o bien porque el cliente decide anular la incidencia o cancelar la póliza sin completar las gestiones de la incidencia iniciada. El segundo es el detectado directamente y de forma activa durante las gestiones realizadas con el cliente, bien por evidencias apreciadas por los agentes y tramitadores de CPP o bien por los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado.

El estudio comparativo respecto a 2019 presenta un descenso del 47% en el número de los casos de fraude detectados por CPP Group Spain, cifras afectadas por la reducción de la movilidad y el parón en el consumo durante la pandemia

En cuanto al perfil de la persona que defrauda, se mantiene igual que en los estudios precedentes: menor de 30 años, sin distinción de sexo, que vive en ciudades de gran tamaño y es reincidente, cuyo fraude está asociado a terminales de alta gama. Por último, si atendemos al número de fraudes detectado por comunidades autónomas, Madrid concentra más del 50% de los casos registrados, seguida de Cantabria, Cataluña y Andalucía. El ranking lo cierran Asturias, Castilla-La Mancha y La Rioja, sin casos.

Según apunta Juan Gómez-Carrillo Alonso, responsable de Ventas y Producto de la compañía, “la amplia actividad fraudulenta demostrada por el estudio y la alta siniestralidad existente en el sector del Seguro de terminales móviles en comparación con otros ramos, invitan a la necesidad de una permanente alerta en la operativa y urgen a trabajar bajo el modelo de prevención y detección”.