DronLa Administración Federal de Aviación (FAA) ha aprobado la solicitud de AIG para operar con pequeños vehículos aéreos no tripulados con el objetivo de realizar una serie de investigaciones que faciliten la evaluación y gestión de los riesgos, control de pérdidas y el rendimiento de sus asegurados de los Estados Unidos.  Además, el programa permitirá explorar nuevas e innovadoras formas para emplear estos vehículos aéreos en apoyo de las necesidades de los clientes.

Según explica el grupo, los drones pueden ayudar a acelerar las encuestas de las zonas de desastre con imágenes de alta resolución en las reclamaciones con un manejo más rápido, evaluación de riesgos y de los pagos.

“Estamos comprometidos con la mejora continua y la innovación en la prestación de mejores y más rápidos servicios, así como en la evaluación del riesgo y los reclamos más seguros para nuestros clientes», destaca Eric Martínez, vicepresidente ejecutivo de Operaciones y Reclamaciones de la aseguradora. “La mejora de las tecnologías de vanguardia puede mejorar nuestra capacidad para evaluar y mitigar los riesgos para ayudar mejor a nuestros clientes y sus comunidades a prepararse y reconstruirse después de un evento catastrófico”, añade.