AIGAIG ha lanzado al mercado su nuevo producto ‘CyberEdge 2.0’, un seguro para proteger a las empresas frente a las amenazas cibernéticas, “una de las mayores preocupaciones de riesgo para las sociedades, que desconocen los riesgos concretos y reales a los que se encuentran expuestas”. Por ello, “el ‘ciberriesgo’ constituye una de las exposiciones menos aseguradas, existiendo un importante agujero de cobertura”. La aseguradora ha tenido en cuenta que las empresas son susceptibles de recibir ataques de hackers, malware y actos negligentes y deshonestos de sus empleados aunque cuenten con controles de seguridad adecuados.

‘CyberEdge 2.0’ es una actualización de ‘CyberEdge 1.0’, producto que se lanzó a finales de 2012 y que ahora se ha mejorado con más coberturas, mayores límites, nuevos riesgos cubiertos y un conjunto de herramientas de prevención frente a estos riesgos.

Entre las principales novedades y coberturas del producto destacan la asistencia de expertos ante una fuga de seguridad, la protección ante las consecuencias económicas que conlleva, y la protección reputacional.

Aspectos a tener en cuenta en el diseño
del producto y soluciones que aporta:

Dificultad para monitorizar y controlar los actos malintencionados y negligentes de los empleados, así como el robo y pérdida de dispositivos electrónicos en tránsito.

– La resolución de las violaciones de seguridad en grandes empresas puede dilatarse en el tiempo.

La transmisión global de datos implica grandes costes de mitigación en servicios de consultoría legal y forense ya que los expertos de cada país deben coordinarse para proveer la mejor solución al cliente.

– Las grandes corporaciones son susceptibles de recibir acciones sociales de responsabilidad por parte de accionistas, en el caso que la acción pierda valor tras haber recibido un ataque.

– ‘CyberEdge 2.0’ ha tenido en cuenta que es fundamental una respuesta adecuada y proporcional en las primeras 24-48 horas por parte de expertos en primera respuesta, forenses de Tecnologías de la Información (TI), bufete legal especializado y gabinete de comunicación. Una actuación coordinada y alineada permite paliar el impacto sobre clientes, proveedores, personal, inversores, reguladores y público en general.

– El nuevo producto proporciona una clara y adecuada protección ante las consecuencias de las fugas de seguridad: asistencia de expertos independientes de reconocido prestigio, costes de notificación a los afectados, protección ante las consecuencias económicas derivadas de reclamaciones de terceros, gastos de investigación, servicios de control de identidad, pérdida de imagen y reputación y pérdida de beneficio.

Respuesta que ofrece ‘CyberEdge 2.0’ ante una crisis cibernética

La nueva oferta proporciona una respuesta inmediata para evaluar y controlar el impacto de una violación de seguridad, ya que los expertos forenses ayudarán a la sociedad a restablecer la operativa del negocio, y cubrir las responsabilidades legales. También cuenta con extensiones opcionales de cobertura, como la pérdida de beneficio en la red y prevención de acceso a servicios cloud

– Brecha: respuesta inmediata en menos de 1 hora por el asesor de respuesta.
 Forense TI: expertos forenses que determinan qué se ha visto afectado, cómo ocurrió, cómo repararlo o restaurarlo.
– Legal / Relaciones Públicas: expertos legales y de comunicación asesoran y mitigan el daño reputacional.
– Notificación: gastos de notificación a los afectados ante un uso ilegítimo de datos personales y servicios control de identidad.
 Investigación de sanciones: gastos de defensa ante una inspección del regulador de protección de datos y el pago de la sanción.
– Responsabilidad civil: gastos de defensa y perjuicios: uso ilegítimo de datos personales o de información corporativa; datos contaminados con un virus; robo de un código de acceso al sistema; robo de hardware conteniendo datos de carácter personal; un acto negligente o error de un empleado.