Equipo directivo de Alan seguros digitalesUn año después de obtener el estatus de unicornio, Alan, insurtech con sede en París, ha completado una nueva ronda de financiación de la serie E de 183 millones de euros, elevando a 448 millones de euros la financiación obtenida desde su fundación en 2016 y lo que la valora en 2.700 millones, es decir, el doble que el año pasado. La financiación obtenida le servirá para expandir su servicio de salud digital en España y Bélgica.

El fondo Teachers’ Venture Growth (TVG), un fondo canadiense propiedad del Ontario Teachers’ Pension Plan Board (Ontario Teachers’), ha liderado esta última ronda. En concreto, ha suscrito en un 80% esta operación al inyectar 150 millones de euros para posicionarse como nuevo socio minoritario. El fondo de capital riesgo Lakestar también entra en el capital, mientras que los inversores existentes (Temasek, Index Ventures, Coatue, Ribbit Capital, Exor, Dragoneer…) vuelven a poner su dinero en el bote.

Tras la operación, los dos socios fundadores -Jean-Charles-Samuelian, CEO, y Charles Gorintin-, mantienen una participación significativa en el accionariado del unicornio galo. La insurtech, que tiene un convenio sanitario con DKV, dice contar hasta la fecha con 300.000 miembros en Europa en 15.000 empresas. Se coronó como unicornio en abril de 2021 y, hasta ahora, ha tomado como costumbre recaudar fondos todos los años por estas mismas fechas. Alan dice ahora que genera unos ingresos anuales de 200 millones de euros.

Planes en España

La firma gala ha detallado a elEconomista que, de los 183 millones captados, un 45% se invertirá en el mercado francés; un 25% se destinará a crecimiento internacional y expansión en mercados existentes, y el 30% restante a mejoras tecnológicas, de infraestructura y ampliación de servicios. “La inversión en España nos permitirá generar puestos de trabajo, multiplicando por cuatro nuestra plantilla actual durante los próximos tres años”, señalan.

La compañía recuerda que en la actualidad mantiene un acuerdo con DKV “que nos da acceso a su amplia red médica de 40.000 especialistas y 1.000 doctores. Hemos empezado operando con empresas, pero no descartamos incluir particulares. Actualmente, estamos ya en 140 compañías en España y esperamos alcanzar los 80.000 asegurados en tres años”, explica Irene Martínez, nueva directora general en España.

Apuesta por la salud mental

Pero no todas las apuestas paralelas de la insurtech han funcionado. Hace un año y medio, Alan lanzó Alan Baby, una segunda aplicación centrada en la salud de su bebé, que ofrecía una mezcla de contenidos, algunos debates de la comunidad y la posibilidad de iniciar una conversación con un médico. La empresa va a cerrar Alan Baby en las próximas semanas. “En 2022 y 2023, la salud mental va a ser una prioridad muy alta. Por eso hemos decidido cerrar Alan Baby para poder reasignar recursos”, dijo Samuelian-Werve.

En cuanto al bienestar mental, Alan ofrece una aplicación para consumidores tras la adquisición de Jour. También hay un servicio B2B llamado Alan Mind. La empresa proporciona ejercicios y contenidos. Los empleados también pueden ponerse en contacto con un experto siempre que lo necesiten. Algunas empresas se suscriben exclusivamente a Alan Mind. Otras añaden el paquete Alan Mind a su actual contrato con Alan.