Albert Rivera - Meeting LawyersComo presidente del Consejo de Administración de Meeting Lawyers e inversor de la startup a título personal, Albert Rivera avanza en entrevista exclusiva para Füture los detalles la compañía que acaba de presentarse hace pocas semanas. «Digitalizarse ya no es una oportunidad, es una obligación», sostiene el presidente ejecutivo de Martínez-Echevarría & Rivera Abogados, que avanza los retos del proyecto: democratizar el acceso a la orientación jurídica en España, ofreciendo a las aseguradoras la posibilidad de integrar el asesoramiento legal en su portfolio de servicios y prestaciones, ya sea para clientes o empleados, vía app o web, con una imagen totalmente integrada y adaptada a la organización.

La startup pretende, además, revolucionar el sector legal con su servicio de orientación jurídica online las 24 horas del día, todos los días de la semana. Entre sus compromisos está iniciar la asistencia en un máximo de 2 minutos y contar con un equipo de abogados con capacidad para dar asesoramiento hasta en 8 áreas diferentes.

Para todo ello, y al ser un producto B2B, están enfocados a la colaboración pues «tendremos que empezar a trabajar con otras empresas y sus consumidores y clientes para poder darle acceso a este servicio», asegura. En este sentido, destaca que «la competencia siempre es bienvenida y es buena porque hace mejorar el servicio y, por tanto, eso no es un problema sino una virtud», por lo que «cuantos más seamos más fuertes seremos y las alianzas estratégicas siempre son buenas para una compañía que pretende ser global», como es el caso de Meeting Lawyers.

– ¿Cuál es el objetivo de la inversión? ¿Qué retos se plantea al frente de la presidencia de la startup?

ALBERT RIVERA.- El objetivo de la inversión es doble: por un lado, participar de la digitalización y la modernización de la abogacía donde, sin duda, Meeting Lawyers es un ejemplo; y el segundo reto es acercar la abogacía y la consulta de asesoría jurídica por la vía digital al mayor número de consumidores y ciudadanos. Conseguir que ciudadanos que  no acceden habitualmente a un servicio de bufete de abogados, o que no tienen tiempo o recursos para ello, puedan hacerlo por esta vía, nos parece una gran novedad.

– ¿Qué le interesó del proyecto y cuál es su compromiso con este?

ALBERT RIVERA.- Me interesó la idea y como siempre en una startup digital la idea es fundamental. Poder estar conectados 24 horas a una asesoría jurídica que nos solvente las principales dudas en primera instancia de manera digital, con una mensajería e incluso con una videollamada, me parece adaptar a los tiempos actuales nuestra profesión. En segundo lugar, nuestros socios y la usabilidad de la app. Nuestros socios ya han tenido éxito con otras apps en telemedicina, como Meeting Doctors o iSalud, en el mundo de los seguros, y Albert Castells y José López son unos referentes en el mundo empresarial y de startups. Y por otro lado, con Claudia Pierre y Carlos Ripollés al frente y con la tecnología que tenemos, que permite esa usabilidad y ese fácil acceso a la aplicación, todo ello me atrajo del proyecto.

UN VALOR ÚNICO EN EL MERCADO

– ¿Qué ofrece Meeting Lawyers y cuál es su valor diferencial?

ALBERT RIVERA.- El principal valor para mí es la facilidad de acceso y la calidad en el servicio. Es decir, tener un acceso integral a las principales necesidades jurídicas y tenerlo inmediatamente es algo que no ofrece nadie en el mercado en estos momentos. Hemos visto otros servicios con telefonía más antiguos, incluso con acceso, con cita, con abogados, pero siempre con un delay (demora), con un tiempo por medio, y nunca inmediato. Tener acceso directamente, escoger a tu abogado, la especialidad, chatear con él, poder tener una videollamada, recurrir incluso a ese mismo abogado u a otros, compartir información con otros abogados… Eso no lo tiene nadie en el mercado en este momento y, desde luego, nos parece la gran novedad y el gran valor. Y todo ello, con una calidad jurídica de nivel que permita precisamente ofrecer ese servicio a los ciudadanos.

– ¿Qué aceptación ha tenido por parte del mercado el lanzamiento de Meeting Lawyers? ¿Qué servicios son los más demandados o cree que lo serán?

ALBERT RIVERA.- Estamos justo ahora lanzando el proyecto y empezando a hablar con las empresas. Es un producto B2B con lo cual, obviamente, tendremos que empezar a trabajar con otras empresas y sus consumidores y clientes para poder darle acceso a este servicio y estamos justamente en ese proceso, y va a haber varios servicios estrella seguro. Ya se han conocido algunos de ellos, como el ámbito del mobiliario, el ámbito de las sanciones, el ámbito familiar, el ámbito laboral… muchos ámbitos que vamos a abordar y muchas áreas de práctica, pero desde luego lo bueno de una aplicación de esta naturaleza es que siempre va a estar disponible y van a ser los usuarios los que decidan cuáles son esas necesidades que tiene y que van a ser resueltas inmediatamente.

– ¿Cuál es el plan estratégico definido para Meeting Lawyers? ¿Qué metas esperan alcanzar?

ALBERT RIVERA.- Bueno, justamente estamos lanzando el proyecto y elaborando el plan estratégico para los próximos años. Obviamente, queremos que sea una aplicación y una empresa global, que sea escalable a otros países, con este mismo modelo de asesoría jurídica, digital y en la nube y, por tanto, el plan estratégico siempre va a tener en cuenta que es un servicio que podemos prestar en cualquier lugar del mundo. Y también va a ser lógicamente un producto que inicialmente es B2B, con lo cual tenemos que ofrecer también unas garantías y unos servicios y un plus a nuestros clientes directos, que serán las compañías, y estas compañías a sus clientes a su vez, que serán quienes disfruten de los servicios de Meeting Lawyers.

Albert Rivera - Meeting Lawyers«BIENVENIDA, COMPETENCIA; BIENVENIDAS, ALIANZAS»

– ¿Cómo ve el futuro del LegalTech y de los marketplaces jurídicos? ¿Es muy alta la competencia?

ALBERT RIVERA.- Creo que más que el futuro es el presente. La tecnología, si bien era una oportunidad hace unos años, hoy es una obligación. Una obligación porque los ciudadanos la demandan y quieren resolver cualquier asunto, del ámbito que sea, digitalmente. Por tanto, LegalTech ya no es futuro, es presente y los marketplaces y la competencia también es normal porque hay mucha demanda. La competencia siempre es bienvenida y es buena porque siempre hace mejorar el servicio y, por tanto, eso no es un problema sino una virtud.

– ¿Se vislumbran acuerdos con otras startups, como las centradas en la firma digital, que ayuden a agilizar y digitalizar los procesos del negocio y mejorar la experiencia del cliente?

ALBERT RIVERA.- Obviamente, cuantos más seamos más fuertes seremos y las alianzas estratégicas siempre son buenas para una compañía que pretende ser global. Si queremos ser una compañía líder y global, tendremos que tejer alianzas, futuras seguramente, con otras compañías o en otros países, y evaluar en cada momento cómo mejorar el servicio a nuestros clientes. Si podemos incorporar a este servicio de asesoría jurídica digital otros servicios complementarios, mucho mejor. Así que estamos abiertos lógicamente a alianzas porque si quieres ser una firma líder y global en el mundo tecnológico, y en este caso en el jurídico, hay que tener la mente muy abierta.

LA DIGITALIZACIÓN ES YA UNA REALIDAD

– ¿Es la tecnología un elemento estratégico clave en el sector legal? ¿Cuánto desarrollo le queda a la industria jurídica en este aspecto y cómo cree que ha evolucionado hasta ahora?

ALBERT RIVERA.- Creo que aún queda mucho recorrido, especialmente en España. Poco a poco algunos nos estamos atreviendo a participar de proyectos digitales como este, a incorporar también en los despachos tradicionales cada vez más la digitalización, el trato con nuestros clientes, la resolución de la logística diaria, la captación de asuntos… Por lo tanto, la digitalización es ya una realidad en la mayoría de los despachos, pero Meeting Lawyers es un paso más porque no es un despacho de abogados al uso, sino una asesoría digital inmediata y con una fácil usabilidad para el cliente.

– ¿En qué aspectos los despachos de abogados deben mejorar su transformación tecnológica y apoyarse más en herramientas y soluciones ágiles?

ALBERT RIVERA.- Como decía, creo que no es una oportunidad sino una obligación digitalizarse. Estoy convencido de que en la mayoría de los despachos ya lo están haciendo y que, tanto en la captación de negocio como en el trato con los clientes y la colaboración interna de los despachos entre diferentes áreas de práctica, la publicidad y la comunicación… En fin, en todos los ámbitos de un despacho, creo que la digitalización ya no es una parte complementaria sino parte del core del negocio. Estoy convencido de que los despachos también, como otras profesiones, van a trabajar duro los próximos años para digitalizarse.

– ¿En qué aspectos la llegada de la pandemia ha influido en el desarrollo del negocio? ¿Le ha ayudado a innovar y a acelerar la transformación digital?

ALBERT RIVERA.- La pandemia ha tenido muchas cosas malas y desgracias, pero si ha tenido algo indudablemente bueno es la digitalización, la aceleración digital. En pocos años, o, mejor dicho, en pocos meses, hemos conseguido acelerar digitalmente lo que nos hubiera costado años seguramente, en el ámbito de las profesiones o las empresas. En el ámbito del derecho también ha sucedido: todos hemos tenido que agilizar esos mecanismos, que trabajar desde casa o hemos tenido que solventar muchos asuntos en la medida de lo posible -porque en el ámbito jurídico a veces no son necesarios o no son posibles, como en el caso de la tutela judicial-, pero en todo lo que sean reuniones de trabajo, preparación de asuntos, trato con los clientes, trato entre compañeros o colegas, etc. Desde luego que la digitalización ha llegado ya con la Covid-19 y ha venido para quedarse.

UN PROYECTO QUE GUSTA AL SEGURO

– ¿Cuál es su opinión sobre el Seguro?

ALBERT RIVERA.- Es un campo que tiene mucho recorrido todavía en España. Otros países, como los anglosajones, tienen una tradición muy fuerte en el campo de los seguros. Creo que en nuestro país, poco a poco, va creciendo muchísimo y hay, sin duda, una demanda creciente en ese ámbito y estoy convencido también de que las nuevas necesidades respecto a la sociedad del bienestar van a hacer que el Seguro juegue un papel fundamental en la vida de la mayoría de las familias españolas.

– ¿Han cerrado ya acuerdos con compañías del sector asegurador?

ALBERT RIVERA.- Solo con el mero hecho de haber lanzado nuestro proyecto y con haber comunicado que nos poníamos en marcha, ya nos hemos puesto en contacto y nos han contactado también las principales compañías de seguros, que sin duda es un sector donde va a ser muy fuerte la entrada de Meeting Lawyers, y ya estamos en conversaciones con algunas compañías, las líderes de nuestro mercado, para poder ser colaboradores y para poder ofrecer Meeting Lawyers, la asesoría jurídica digital, también a sus clientes.

– ¿Qué ventajas ofrecen a las aseguradoras frente a otros servicios tradicionales?

ALBERT RIVERA.- Es evidente que una parte complementaria de los servicios de una compañía aseguradora es también la asesoría jurídica o la telemedicina u otros aspectos. En este campo, la asesoría jurídica, siendo digital, inmediata y de fácil usabilidad, sin duda, va a ser novedoso respecto a otros competidores. Dejamos ya atrás las llamadas de teléfono para pasar a un mundo donde chateas directamente con los abogados colegiados, los eliges tú, puedes hacer una videoconferencia, puedes compartir documentos, etc. En definitiva, un salto adelante que sin duda las compañías de seguros también van a valorar, y nos consta que les está gustando mucho el proyecto y tienen muchísimo interés en colaborar con nosotros.

Yo creo que los clientes, los consumidores que están hoy como clientes de esas compañías de seguros, van a agradecer mucho poder tener un servicio de asesoría jurídica inmediato, 24 horas y digital, donde ellos tengan el poder de elegir a los abogados que quieren, tratar los asuntos que quieren y hacerlo cuando quieran.

Meeting Lawyers - Claudia Pierre y Carlos Ripollés
Claudia Pierre y Carlos Ripollés

A TENER EN CUENTA

La compañía respira la innovación por todos sus poros. Entre sus fundadores se encuentran Carlos Ripollés, CEO para Latam, y Claudia Pierre, abogada con más de una década de experiencia en derecho penal en diferentes despachos y algunas incursiones tecnológicas, como la web Desalojo-Okupas, quien a su vez es hermana de Carlos Pierre, fundador de Badi, la plataforma de alquiler de habitaciones; y prima de Óscar Pierre, uno de los creadores de Glovo, la compañía de entrega de comidas y compras a domicilio, cuyo padre cuenta, asimismo, con la consultora tecnológica Aggity.

A esta poderosa mezcla se le suman otros ingredientes para convertir el proyecto en “caballo ganador”: la startup ha levantado para su lanzamiento unos 400.000 euros, contando con el respaldo Albert Castells y José López, fundadores de Meeting Doctors y iSalud, entre otras compañías; y una inversión del despacho de abogados Martínez-Echevarría & Rivera, del que forma parte Albert Rivera, como presidente ejecutivo. Así, Rivera no solo es el presidente del Consejo de Administración de Meeting Lawyers, sino que es también inversor a título personal.

Meeting Lawyers appPRIMEROS PASOS

El servicio de asesoramiento legal aprovecha la tecnología de la startup de telemedicina, que a su vez invierte en la nueva compañía, y su aproximación a los clientes es la misma: ofrecerse como servicio que las empresas pueden dar a sus clientes, incluso con una aplicación de marca blanca. También tienen previsto ofrecer sus servicios en Latinoamérica, de lo que se encargará Carlos Ripollés desde México.

Su primer cliente, con el que trabajarán a partir de julio, es el seguro de salud digital iSalud.com, para el que pondrán en marcha un equipo de 15 abogados, incorporados a través de un acuerdo con otro despacho, que darán servicio las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

A partir del mes de septiembre comenzarán a dar servicio a Badi, que pretende así dar asesoramiento en la redacción de contratos de alquiler de habitaciones o viviendas y otras preguntas jurídicas relacionadas con este ámbito.