inversión - rondaEl distribuidor de microseguros BIMA ha recaudado 30 millones de dólares, con lo que su financiación total hasta la fecha supera los 200 millones. El inversor chino de fintech, CreditEase Fintech Investment Fund (CEFIF), ha invertido en BIMA por primera vez, mientras que los accionistas existentes, LeapFrog Investments y Allianz, han aumentado su inversión.

Los fondos recaudados se destinarán a ampliar sus operaciones y seguir invirtiendo en su oferta de productos, con el objetivo de escalar más rápidamente para satisfacer «una demanda sin precedentes de nuestros servicios», según ha confirmado Gustaf Agartson, fundador y CEO de BIMA. La empresa declaró que la Covid-19 es el catalizador del aumento de la demanda de servicios de salud digitales.

«El inicio de la Covid-19 ha hecho evidente el valor de la telemedicina, para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades, y la importancia de los seguros, para la tranquilidad de la gente. A través de soluciones digitales, y un toque humano, hemos podido servir a comunidades difíciles de alcanzar con herramientas y servicios que les dan una sensación de seguridad en un momento tan difícil», añade Agartson.

Fundada en 2010, BIMA utiliza la tecnología móvil para prestar servicios a más de 35 millones de consumidores en 14 mercados de África, Asia y América Latina. Hasta la fecha ha realizado dos millones de consultas de telemedicina y compite con algunos de los mayores proveedores de salud digital del mundo.

Gracias a su enfoque de la salud en el centro, los clientes tienen acceso a un conjunto de servicios de salud integrados, incluidos programas de salud para el tratamiento de enfermedades crónicas, descuentos en farmacias y entrega de medicamentos. Su cartera de salud para financiar los gastos basados en medicamentos también se ha ampliado a las máscaras y los desinfectantes de manos durante la pandemia.