Desde 2016, ALLIANZ SEGUROS ha aumentado un 45% el número de clientes ‘sin papel’, es decir, aquellos con los que se comunica solo con documentos en formato digital.

Esta medida forma parte de la estrategia de digitalización de la compañía que en 2018 dejó de consumir 66.000 kilos de papel, el equivalente a un bosque de más de 3.000 árboles, según sus propios cálculos.

A comienzos de mes, la aseguradora contaba ya con más de dos millones de clientes ‘sin papel’. Además, tiene más de un millón de usuarios registrados en la plataforma ‘eCliente’, que sirve como medio de gestión y comunicación con la compañía. Por otra parte, cerca del 30% de las nuevas pólizas se emiten ya a través de dispositivos móviles.

La digitalización también se aplicado a procesos de gestión de siniestros, como en el caso la peritación digital que permite valorar, a través del teléfono móvil, los daños en la mayoría de los siniestros del hogar. La red de peritos digitales de la compañía realiza más de 100.000 videoperitaciones al año en Hogar/Comunidades/Comercio. Este sistema permitió, además, evitar 12 millones de kilómetros de desplazamientos por carretera en un año.

El proyecto ‘paperless’ se inscribe asimismo en el esfuerzo de la aseguradora por reducir su huella de carbono. De ahí que se haya sumado a la ‘Science Based Target Initiative’ (SBTi) y a los objetivos de los Acuerdos de París.

“ALLIANZ apuesta cada vez más por la economía baja en carbón y las energías renovables y, en consonancia con su objetivo de desinversión en la industria del carbón, se ha comprometido a dejar de asegurar inmediatamente minas de carbón. En el año 2040, se calcula que se habrán dejado de asegurar todos los riesgos relacionados con la industria del carbón. Además, el grupo ALLIANZ firmó en 2018 el acuerdo RE100, comprometiéndose a proveerse únicamente de energía 100% renovable para el año 2023”, explican fuentes de la compañía.