fraude_onlineAllianz Trade ha lanzado un producto de seguro de fraude independiente para ayudar a las empresas a enfrentar el aumento del fraude de empleados y las estafas externas en el Reino Unido tras la pandemia.

El nuevo producto ofrece cobertura tanto para el fraude interno de los empleados, como sobornos, malversación y apropiación indebida, como para el fraude externo, como robos, hurtos, pagos interceptados, pagos basados en “órdenes” falsificadas y suplantación de identidad.

El Seguro de Fraude de Allianz Trade cubre:

  • Pérdidas causadas por empleados propios, incluidos trabajadores externos, personal temporal, abogados, asesores fiscales y auditores, mediante robo, fraude, malversación o daños materiales.
  • Pérdidas debidas a ciertos tipos de ingeniería social, como el fraude cometido al asumir una identidad falsa, como el fraude del presidente falso.
  • Ciertas pérdidas causadas por terceros mediante actos de robo, allanamiento de morada, desvío de pagos y falsificación de facturas.
  • Cobertura de los gastos de continuación de las operaciones comerciales hasta 6 meses después del siniestro.

El seguro contra fraudes de Allianz Trade incluye una amplia definición de «empleado», que abarca a los trabajadores a tiempo completo, a tiempo parcial, temporales y contratados. La ingeniería social es una característica estándar, y la cobertura ofrece cobertura retroactiva ilimitada para pérdidas incurridas antes del inicio. Además, Allianz Trade pone a disposición de los clientes un equipo de especialistas en fraude para evaluar las reclamaciones y prestar apoyo tras una pérdida por fraude.

El 50% de las empresas británicas, víctima de fraude

El fraude por suplantación de identidad es un problema importante, ya que los delincuentes obtienen acceso no autorizado al sistema de correo electrónico de una empresa o emplean software de suplantación de identidad para enviar correos electrónicos aparentemente auténticos del “director general”, instando a los empleados a realizar pagos urgentes. El fraude por suplantación de la identidad del director general aumentó un 6% hasta alcanzar los 13,4 millones de libras el año pasado en Reino Unido.

El año pasado, los residentes y las empresas del Reino Unido sufrieron pérdidas de 2.500 millones de libras a causa del fraude y la delincuencia, y las empresas británicas presentaron 62.976 denuncias. Resulta alarmante que el 50% de las empresas británicas haya sido víctima de fraude en los dos últimos años.