AmazonWesServicesAmazon ha confirmado que está invirtiendo 230 millones de dólares en forma de créditos de Amazon Web Service (AWS) en startups de inteligencia artificial, el último ejemplo de proveedores de nube que intentan captar clientes de IA desde etapas incipientes. Los créditos proporcionarán a las startups de IA generativa en fase inicial acceso gratuito a potencia de cálculo, diversos modelos de IA e infraestructura, si construyen sus empresas en AWS.

La corporación estadounidense afirma que ya ofrece 1.000 millones de dólares en créditos en la nube cada año a startups, y que este nuevo compromiso se centra en apoyar a las startups de IA generativa. «Podrán iterar y pivotar muy rápidamente según sea necesario. En última instancia, cuando consigan ese home run, podrán doblar la apuesta y llegar a la escala con seguridad, responsabilidad y consistencia», dijo Matt Wood, vicepresidente de Productos de IA en AWS.

Parte de los créditos también servirán para apoyar a 80 empresas en fase inicial de todo el mundo a través del programa ‘AWS Generative AI Accelerator’, según informa Reuters. Cada startup admitida en el acelerador podría recibir hasta un millón de dólares en créditos de AWS.

La demanda de IA impulsa los servicios en la nube

Es habitual que los proveedores de la nube, desde Microsoft Azure a Google Cloud, ofrezcan créditos para atraer a las empresas a utilizar sus servicios, ya que los costes de la nube pueden acumularse para una empresa a medida que aumenta su uso. A principios de este año, Amazon amplió sus créditos en la nube para cubrir el uso de modelos de proveedores como Anthropic, Meta, Mistral AI y Cohere, ya que la empresa pretende aumentar la cuota de mercado de su plataforma de IA.

La demanda de IA ha impulsado el uso de servicios en la nube, contribuyendo al crecimiento acelerado de los proveedores de la nube. Por ejemplo, los ingresos de AWS aumentaron un 17%, hasta 9.420 millones de dólares en el primer trimestre, superando las expectativas de los analistas. La inversión de los gigantes tecnológicos en startups de IA también ha atraído la atención de los reguladores por preocupaciones antimonopolio.