amazon carrito compraAmazon ha anunciado que permitirá a los concesionarios vender coches a través de su plataforma el próximo año y ya tiene el primer fabricante a bordo: Hyundai será el primero en ofrecer sus coches a través del Marketplace.

El acuerdo no es una novedad ya que ambas empresas ya unieron fuerzas hace un par de años para permitir a los conductores configurar un coche, calcular el precio y localizar un concesionario para completar la venta. Ahora podrán configurarlo, comprarlo y programar la entrega en los concesionarios que Hyundai tiene repartidos por todo Estados Unidos, mercado en el que, de momento, sólo está disponible esta opción. Cabe recordar que en España Amazon ofrece renting de coches desde 2019 a través de Amazon Motors.

Esta nueva experiencia de compra digital permitirá a los clientes adquirir un coche nuevo online y, a continuación, recogerlo o pedir que se lo entreguen en su concesionario local. Los clientes podrán buscar en Amazon vehículos disponibles en su zona en función de una serie de preferencias, como el modelo, el acabado, el color y las características; elegir su coche preferido y, a continuación, realizar la compra online con las opciones de pago y financiación elegidas sin salir de la plataforma de Amazon.

La marca surcoreana sigue así los pasos que en su día dio Fiat cuando firmó un acuerdo con la famosa plataforma de comercio electrónico para ofrecer los Fiat 500, 500L y Panda. También Opel comercializó 20 unidades del Grandland X en 2017.

Alexa en el coche y con control del hogar

El acuerdo entre ambas compañías incluye otras novedades para los modelos surcoreanos. Amazon Web Services (AWS) será la nube de Hyundai para acelerar su transformación digital. Además, a partir de 2025, quien compre un vehículo de Hyundai contará con todos los servicios de Alexa, el asistente de Amazon, en el coche.

Los conductores podrán pedir a Alexa información sobre el estado del tráfico o del tiempo. Será posible usar el control por voz para manejar el sistema de navegación del vehículo o el reproductor de música, incluso cuando la conexión a internet sea débil o no esté disponible. Contarán, asimismo, con las opciones que Alexa ofrece en sus hogares y podrán controlar desde el coche ajustes del hogar como la calefacción, la iluminación o comprobar si la puerta está cerrada.