cambio climático digitalLa Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC, por sus sigas en inglés), en colaboración con Aon y el Fondo de Lloyd’s para el Riesgo de Desastres, ha presentado lo que define como un mecanismo “revolucionario” de transferencia de riesgos destinado a agilizar la respuesta en casos de desastre. Se trata de una herramienta financiera destinada a transformar los esfuerzos de respuesta en casos de desastre.

Este instrumento sirve de salvaguardia financiera para el Fondo de Reserva para la Respuesta en Casos de Desastre (DREF’s) de la IFRC, ampliamente reconocido como el medio más sencillo, rápido, transparente y centrado en el ámbito local que tienen las Sociedades Nacionales miembros de la IFRC para acceder a la financiación internacional de emergencia a corto plazo en épocas de desastre, que a menudo supera los recursos disponibles a nivel nacional.

La herramienta se ha diseñado para garantizar un apoyo rápido y ágil durante los desastres, lo que lo convierte en “un mecanismo pionero de transferencia del riesgo que desempeñará un papel fundamental en la agilización de la asistencia cuando más se necesita”. Con este instrumento de seguro recientemente introducido, el DREF’s se beneficiará de una financiación de contingencia de hasta 20 millones de francos suizos. Cuando la financiación asignada para catástrofes naturales alcance los 33 millones de francos suizos, se activará el mecanismo de reaseguro para reponer las reservas del DREF’s.

El ambicioso objetivo de la IFRC es hacer crecer este fondo anualmente, con el fin de alcanzar los 100 millones de francos suizos en 2025. La urgencia se debe al alarmante aumento de las emergencias de pequeña y mediana escala, en las que no siempre se puede disponer fácilmente de financiación.

El elemento de reaseguro de este mecanismo actúa como una red de seguridad para el DREF’s, garantizando que los fondos adicionales estén fácilmente disponibles para proporcionar ayuda a las comunidades vulnerables, incluso durante los períodos de mayor demanda. Aon y Lloyd’s lideraron la colaboración en el desarrollo de esta herramienta, que promete fortalecer la capacidad de respuesta y llegar a millones de personas vulnerables en todo el mundo.

La capacidad de reaseguro para esta iniciativa fue proporcionada por los tres miembros fundadores del Lloyd’s Disaster Risk Facility con sede en Londres, dirigido por Hiscox en asociación con Chaucer y RenaissanceRe, actuando Fidelis MGU como único representante del mercado de Bermudas.