APOLLO, el sindicato 1969 de LLOYD’S OF LONDON, ha decidido tener un papel protagonista en el ámbito de la economía colaborativa y para ello ha constituido un sindicato, IBOTT, centrado en este tipo de negocio. Ayer lo presentó en nuestro país, en la sede de LLOYD’S IBERIA, ante más de veinte representantes de la industria aseguradora, a los que ofreció la posibilidad de trabajar juntos para lograr las mejores soluciones aseguradoras a todas las necesidades que plantee el mundo de la economía colaborativa, singularmente en lo que se refiere a movilidad.

Nick Gibbs

El acto, presentado por Juan Arsuaga, contó con intervenciones de dos de sus suscriptores, Chris Moore y Nick Gibbs. En ellas pusieron de manifiesto las tremendas posibilidades de negocio que abre el auge de la economía colaborativa, una realidad «ya bien establecida en ámbitos como el alojamiento, los vehículos autónomos, las entregas a domicilio, los viajes compartidos o múltiples servicios profesionales«. Describieron las grandes tendencias que existen, haciendo hincapié en el cambio tan importante que en materia de movilidad representa en nuestras ciudades el paso de vehículos de cuatro ruedas a otros con solo dos.

Chris Moore
Chris Moore

Detallaron igualmente la revolución que se plantea en el ámbito del automóvil, donde han surgido alternativas a la propiedad del vehículo por la longitud de los viajes, que lleva a hablar de micromovilidad (desplazamientos de entre 0 y 5 millas donde predominan las bicis y los scooters), de medias distancias (entre 5 y 15 millas, donde predominan los servicios de coches con conductor) y de larga distancia (más de 15 millas, donde se da el auge de los coches compartidos).

Respecto a los coches autónomos, se destacó que en un plazo de 5-10 años se vivirá una convivencia entre la conducción humana y los coches autónomos pero que en 15 años el predominio será de los vehículos autónomos. Según se adelantó, APOLLO cuenta ya con productos comerciales para pruebas de vehículos autónomos.

«Lo que es evidente -se concluyó- es que hoy el riesgo de no hacer nada es que nuestros asegurados podrían convertirse en nuestros competidores«.