Borja diaz de multiasistencia

La inteligencia artificial (IA) está favoreciendo el desarrollo y modernización del sector asegurador en la actual era digital. Así, a través de la incorporación de técnicas de Machine Learning, las aseguradoras están avanzando en la optimización de sus procesos de negocio, al tiempo que reducen costes y mejoran la relación con sus clientes. Algo idéntico está sucediendo con los asistentes por voz y chatbots que, gracias a profundos entrenamientos, van a ser capaces de interactuar con los asegurados de una forma natural y exitosa.

En un momento en el que estos asegurados no renuncian a comunicarse con su compañía haciendo uso de múltiples canales, la utilización de la voz se consolida como el canal más demandado por los usuarios debido a su inmediatez. En esta coyuntura, las compañías están implementando asistentes online automatizados que, de acuerdo con la estrategia de negocio, puedan desempeñar una amplia heterogeneidad de tareas relacionadas con la atención al cliente.

Software inteligente

asistente de vozDetrás de los asistentes de voz, que emulan la inteligencia humana, hay un software capaz de automatizar tareas y facilitar y/o crear servicios, que permitan a cada compañía diferenciarse de sus homólogas en el seno de un mercado altamente competitivo. Un estudio de Gartner augura que en 2020 el 85% de las interacciones se realizarán a través de bots, dado que serán capaces de ofrecer respuestas rápidas al consumidor y elevar así la calidad de la experiencia.

Haciendo uso de los asistentes de voz, el sector asegurador está subiéndose al tren de la innovación, permitiendo a sus clientes resolver dudas, realizar consultas, comunicar incidencias o abrir siniestros de modo transparente, como es el caso de Multiasistencia.

En Multiasistencia ya estamos implantando estas tecnologías y obteniendo resultados positivos que mejoran la experiencia de cliente, tanto en la fase de apertura de siniestros, creando un canal para declarar e informar de los daños a través de la voz, como en el proceso de reparación donde los profesionales pueden resolver dudas en tiempo real para la confirmación de cobertura o la elaboración de presupuestos. Estos primeros análisis, lejos de lo podríamos pensar, nos confirman que los niveles de satisfacción de los asegurados que han interactuado a través de sistemas automáticos, tienen un NPS igual o mejor al de la gestión tradicional, ya que estos asegurados valoran muy positivamente la proactividad del sistema para evitar la demora de tareas, además de la adecuación de la frecuencia de llamadas a su disponibilidad.