OKASITUR ha realizado su primer simulacro global de contingencia, que ha permitido demostrar que, en menos de 30 minutos, la entidad puede trasladar el servicio y las personas que componen su callcenter a otra ubicación y mantener los mismos niveles de calidad en la atención al cliente. La empresa destaca al respecto la importancia del trabajo en equipo, que “ha permitido superar las expectativas previstas en el simulacro”, y el grado de compromiso de sus empleados, “clave para reducir un tercio los tiempos previstos de respuesta ante contingencias”. También ha incidido en la calidad de sus sistemas informáticos pues, como señala su director de Tecnología, Javier García Olaya, “nuestra vanguardia tecnológica nos permite garantizar la continuidad del servicio en cualquier momento y lugar. Esta ventaja competitiva constituye una palanca que nos diferencia aún más de nuestros competidores y nos sitúa como una de las primeras compañías del mercado en implementar los requisitos de Solvencia II”.

El simulacro comenzó con la desconexión y desalojo de todo el personal en las oficinas de Tres Cantos, el pasado jueves, 27 de febrero. En tan solo 15 minutos, se restableció la conexión en Alcorcón y en el Centro de Recuperación y Respaldo (Las Rozas). El tiempo sin llamadas alcanzó los 13 minutos. En este sentido, se apunta, “el cliente siempre ha mantenido el mismo nivel de atención y el impacto en la calidad ha sido mínimo, prácticamente no ha percibido que estábamos trasladando el personal a los centros de soporte”.

La multioperatividad de los sistemas técnicos, así como su flexibilidad, permitieron  habilitar las aplicaciones At home y restablecer, en pocos minutos, la base de datos de los clientes. El tiempo invertido en el traslado del personal desde Tres Cantos hasta el Centro de Contingencia/Respaldo fue alrededor de 30 minutos y 40 en el caso de Alcorcón. La vuelta a la normalidad se produjo dos horas después y, según la entidad, “ha demostrado que el plan de contingencia funciona correctamente e incluso supera las expectativas previstas con una reducción de un tercio de tiempo sobre las previsiones diseñadas”.