agile
El concepto de tecnología, Internet y la red. Businessman muestra un modelo de trabajo: Águila

Ahora más que nunca, el sector se está redefiniendo y reformando sustancialmente. Aunque la magnitud de los cambios pueda parecer desalentadora, hay que explorar las oportunidades que surgen de ellos. En este nuevo orden mundial, la velocidad es una ventaja competitiva y las TI propician la innovación. Sin embargo, para llegar ahí hace falta un partner tecnológico que convierta en realidad los diseños de futuro.

Por ello, Duck Creek tiene en este “extraordinario momento”, como así define, el papel de ayudar a las aseguradoras a acortar distancias entre la ambición y la viabilidad. Para ello, analiza el futuro de la industria del seguro para abordar cómo poder ayudarla a hacer realidad sus objetivos, con el fin de arrojar algo de luz sobre las dinámicas y los aspectos imprescindibles para el mundo de los seguros de bienes y accidentes.

Para muchas aseguradoras, ser ágiles implica un giro de 180 grados. Requiere liderazgo para no pensar “¿Qué podemos hacer con lo que tenemos hoy?” y pensar “¿Qué haría si pudiese crear esta empresa desde cero?”.

Producto, ventas, servicio y datos

Esta visión del futuro necesita que el producto, las ventas y el servicio se comuniquen a través de un flujo constante de datos convertidos (por el hombre o la máquina) en conocimientos enriquecidos. Necesita una plataforma ágil basada en conocimientos que se haya creado para el cambio, ya sea de calificaciones, canales o escala. También está el asunto del rendimiento de las inversiones.

Los sistemas existentes dificultan que las aseguradoras prueben y predigan los resultados financieros de productos y servicios. Por lo tanto, los cambios a gran escala en el nivel del sistema son todavía más difíciles de vender para las aseguradoras que no desean hacer de ‘conejillos de indias’ con un modo de trabajar no comprobado. Este nuevo sistema debe ser capaz de aislar los cambios de modo que las aseguradoras puedan probar y perfeccionar los conceptos en un entorno seguro antes del lanzamiento completo.

En este contexto, el trabajo de Duck Creek se basa en identificar las realidades de hoy y las necesidades del mañana en cuanto a productos, ventas, servicios y datos. En líneas generales, menciona:

  • Sobre los productos: la necesidad de hacerlos más adaptados y rentables, con libertad dentro de un marco común y en un entorno de prueba y aprendizaje y de cambios de contratos y relaciones.
  • De las ventas: la importancia de diseñar productos que sean idóneos para los canales correctos, facilitando así a los agentes el hacer negocios.
  • Respecto a los servicios: deberán ser más fiables, eficaces y rentables a través de la escalabilidad, la optimización para ganar en eficacia y la capacidad de atender al cliente “allá donde se encuentre”.
  • En cuanto a los datos: deben ser recopilados, minados en busca de conocimientos y puestos en acción y basados en una visión única del cliente.

Si quieres descargarte la Guía con el informe completo accede a: https://info.duckcreek.com/future-playbook-es

Compartir
Artículo anteriorYolt incorpora a By Miles a su mercado
Artículo siguienteLas reclamaciones ‘cyber’ aumentan un 83% en Europa continental
Duck Creek
En Duck Creek, estamos convencidos de que son las propias aseguradoras generales (P&C) quienes han de dar forma a su propio futuro, sin que este venga determinado por las tecnologías que utilizan. El cambio debe recibirse como algo positivo, no temerse; las ideas se deben de poder aplicar rápida y fácilmente, sin tener que recurrir a desarrolladores; y la complejidad debe abordarse desde la confianza, no con más complejidad.