AudatexAudatex y Quiter, empresa especializada en soluciones de software para el automóvil, han sellado un acuerdo con el que buscan mejorar la eficiencia y competitividad de los concesionarios en el área de posventa, una línea de negocio que entre el taller y el recambio les aporta el 60% de su beneficio. El acuerdo permite a los más de 1.400 concesionarios oficiales y multimarca que utilizan la herramienta ‘Quiter AutoWeb’ (QAW) gestionar desde la valoración del siniestro hasta la reserva de recambios.

Desde Audatex se integran automáticamente las valoraciones de siniestros en ‘QAW’, con los tiempos de reparación, así como los recambios necesarios y el material de pintura. En la aplicación se hace un seguimiento de la rentabilidad de cada operación, mostrando las posibles desviaciones en recambios, mano de obra y  material de pintura.

Así, el concesionario, tanto oficial como multimarca, obtendrá directamente todos los detalles de la facturación y podrá reservar automáticamente los recambios una vez que haya aceptado el presupuesto. Además, para que la reparación sea más eficiente, se ajusta el tiempo indicado en el presupuesto al planning del taller de cada concesionario. Según el director de Mercado Interno de Quiter, Alberto Martín, “gracias a la integración de ambos sistemas los concesionarios ahorrarán mucho tiempo, evitando la duplicidad y errores en la introducción de la información de los presupuestos”.

El objetivo de integrar los servicios de Audatex en Quiter AutoWeb es ayudar a los concesionarios a afrontar uno de los principales retos para 2014, como es la mejora de una rentabilidad seriamente afectada por el desplome de las ventas de vehículos, la caída de la actividad reparadora (cerca de un 27% desde 2008) y la creciente antigüedad del parque, con más de 11 millones de vehículos por encima de los diez años.

En opinión del responsable de Ventas, Fabricantes y Asociaciones de Audatex, José Luis Gata, “los talleres pueden mejorar su rentabilidad en el área de posventa optimizando sus procesos a través de la tecnología y la innovación, sobre todo agilizando aquellas reparaciones que aportan menos facturación y centrándose en las de mayor valor añadido, como son las que aportan los vehículos más jóvenes”.