aeropuertoAXA ha retirado ‘fizzy’, una solución de seguro paramétrico para vuelos con retraso que fue lanzada en septiembre de 2017  con Ethereum, la plataforma open source descentralizada que permite la creación de acuerdos de contratos inteligentes entre pares. El objetivo era automatizar los procesos de reclamos bajo contratos inteligentes.

En la página web oficial del producto fizzy, la compañía indicó que la prueba ha terminado y que cualquier compromiso, como pólizas de seguro contraídas antes del cierre, será respetado y seguirá siendo válida.

La idea detrás de fizzy

Su lanzamiento se produjo como parte de un esquema de seguro que buscaba agilizar los procesos burocráticos inherentes en los reclamos telefónicos de pasajeros sobre retrasos de vuelos.

fizzy es un seguro web y móvil que cubre los retrasos de vuelos (2 horas) o cancelaciones. Ofrecía una cobertura única adaptada a su propia ruta de vuelo, con compensación automática en caso de retraso o cancelación (según su elección) y sin exclusión ni necesidad de reclamos.

La solución utilizaba estadísticas de vuelo para rastrearlos y reembolsar automáticamente a los pasajeros sus demoras inherentes a las aerolíneas. Todo este proceso era ejecutado mediante contratos inteligentes en Ethereum, convirtiendo a la compañía en la primera en su tipo en adoptar una solución blockchain de este tipo.

“La dura verdad de la innovación”

La compañía también ha indicado que los mercados naturales para la implementación de este tipo de productos aún no existen, lo que apunta al problema más amplio de la adopción en la industria blockchain

A pesar del fracaso, el Jefe de Proyecto de fizzy, Laurent Benichou, ha sugerido a través de LinkedIn que, entre los motivos de la cancelación del servicio están «el bajo apetito de la industria de viajes/aerolíneas».

Además, ha señalado que «ciertamente es muy triste, pero esta es la dura verdad de la innovación: algunos proyectos encontrarán su mercado fácilmente, otros no», aunque ha recordado que estos fracasos son parte de la curva de aprendizaje con nuevas tecnologías.

También ha apuntado que las grandes compañías, como AXA, mitigan los riesgos al estar en un entorno altamente regulado como los seguros. Sobre lo aprendido, ha mencionado la liquidación sin reclamo, el esfuerzo cero del cliente, la confianza por el diseño y la indemnización instantánea. «El equipo ahora cambiará a otros proyectos, pero seguirá interesado en el sector criptográfico y la protección de las personas», concretó en una información que recoge cointelegraph.