teletrabajoAXA ha anunciado la extensión de su estrategia de trabajo inteligente (‘smart work’) a todas sus entidades en el mundo. Esta estrategia tiene como objetivo implementar una forma híbrida de trabajo, combinando el trabajo a distancia o en remoto y el presencial en la oficina, permitiendo a los empleados de forma voluntaria trabajar a distancia con dos días como guía general.

Estos principios se aplicarán antes de 2023. Se aplicarán de aquí a finales de este año en las principales entidades que emplean a más del 70% de los empleados de AXA. El programa incluirá medidas de gestión del cambio y de formación, adaptación de los espacios de trabajo y suministro de equipos informáticos.

Se prestará especial atención a la autonomía y responsabilidad de los equipos, así como a la cohesión y bienestar de los empleados. El trabajo inteligente no impedirá que los empleados elegibles trabajen a tiempo completo en la oficina si lo desean o necesitan dependiendo de la especificidad de su trabajo.

Éxito del teletrabajo

Esta decisión se basa en el éxito de la aplicación del trabajo a distancia -con el 38% de los empleados que trabajaba regularmente desde su casa antes de la crisis, y el 90% de ellos deseando aumentar la práctica del trabajo a distancia en el futuro– así como en la experiencia adquirida durante la crisis sanitaria de Covid-19, durante la cual el trabajo a distancia completo garantizó la continuidad operativa.