edificio de AXA

En los cinco primeros meses del año pasado, AXA empleó la videoperitación en 849 siniestros de No Auto. En el mismo periodo de 2020, la cifra alcanza las 2.724 videoperitaciones, es decir un 220% más.

En Autos, también han aumentado durante los cinco primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior. Ha pasado de las 28.413 practicadas en 2019, a las 28.775 de este año.

En total, y hasta ese periodo, las videoperitaciones de la entidad en todos los ramos supusieron el año pasado el 16% de todas las peritaciones practicadas en siniestros de hasta 6.000 euros. Este año ya representan más del 23%.

“A través de la videoperitación hemos evitado el contacto durante el confinamiento. Además, es un método de trabajo con plenas garantías. Nos permite agilidad en el análisis del daño y una mayor velocidad de resolución de los intereses del cliente. Los siniestros resueltos a través de una videoperitación han requerido de 10 días menos para su completa solución”, expresa Arturo López-Linares, director de Siniestros de la aseguradora.

Actualidad Aseguradora dedica en su último número unas páginas especiales al servicio de videoperitación. Este consiste en la utilización de una herramienta informática que posibilita al perito poder realizar de forma remota la inspección ocular. También las gestiones propias de su profesión sin necesidad de visita presencial.

El asegurado se encuentra ubicado en el lugar de inspección. Mediante un dispositivo móvil se establece una comunicación audiovisual en tiempo real. Así, se lleva a cabo la transferencia de imágenes y vídeos. Se evalúan el riesgo, los daños, o la actuación de un profesional sin la presencia física del perito.