ciberseguridadBeazley Security ha iniciado sus operaciones como compañía de ciberseguridad tras la integración, anunciada en febrero, de los servicios internos de ciberseguridad de Beazley y la empresa de ciberseguridad, propiedad de Beazley, Lodestone. Se lanza al mercado con una amplia oferta de servicios, incluido un nuevo Managed eX-tended Detection & Response (MXDR) que ofrece a los clientes una supervisión permanente y capacidades avanzadas para identificar y contener rápidamente las amenazas.

Entre otras ofertas, se incluye una amplia línea de servicios profesionales para ayudar a los clientes a mejorar su preparación y defensa contra los ciberriesgos, así como servicios de respuesta a incidentes, análisis forense y restauración en caso de que un cliente sufra un ataque. Todos los servicios son prestados por profesionales experimentados en ciberseguridad.

«Como empresa de nueva creación especializada en ciberriesgos, hemos pasado el último año creando los equipos, herramientas y tecnología propia necesarias para ayudar a los clientes a identificar y abordar proactivamente las amenazas cibernéticas. En caso de que ocurra un evento, nuestro objetivo es ayudar a los clientes a minimizar los daños y acelerar la recuperación. Estamos continuamente evolucionando y desarrollando nuestros servicios para hacer frente a la evolución continua de las ciberamenazas», añade Alton Kizziah, CEO de Beazley Security.