concepto de seguro digital“Las empresas pueden ampliar sus soluciones digitales innovadoras en Europa con productos simples y con una buena relación calidad-precio a nivel transfronterizo sin ningún tipo de obstáculos. Todo ello en beneficio de los consumidores europeos”. Este es uno de los mensajes clave que Gabriel Bernardino, presidente EIOPA, dejó el pasado viernes en la apertura del Foro Europeo para Facilitadores de Innovación (EFIF, por sus siglas en inglés).

El EFIF ha reunido a miembros de las autoridades nacionales capaces de impulsar la innovación, así como a representantes de las tres Autoridades Europeas de Supervisión (EBA, EIOPA y ESMA), con el fin de fomentar respuestas comunes de supervisión a la innovación tecnológica en el sector financiero. El evento ha abordado el papel del fintech en la respuesta a la crisis de la Covid-19 y el impacto de esta en la industria. También ha incluido una discusión más amplia sobre el papel y las tareas de la EFIF, en particular a la luz de la próxima Estrategia de Finanzas Digitales de la UE.

Bernardino ha señalado que para avanzar hacia la meta propuesta es necesario, por un lado, el desarrollo del 28º régimen europeo sobre la distribución digital de productos masa sencillos, “que debe incluir un conjunto de requisitos de distribución e información adaptados al menor riesgo de estos productos sencillos”. Estos requisitos, continuó, “deben garantizar un alto nivel de protección del consumidor, pero al mismo tiempo reducir significativamente los costes actuales de distribución y cumplimiento normativo”.

“La innovación debe empoderar a los consumidores, pero también protegerlos”

Por otro lado, el presidente de EIOPA reclamó una supervisión de conducta europea “fuerte e intrusiva que involucre a una red de Autoridades Nacionales Competentes para asegurar que los consumidores de estos productos estén efectivamente protegidos en toda Europa de manera consistente”.

Animó, asimismo, a intensificar la innovación para que esta “resulte eficaz para las empresas y los consumidores”. “Necesitamos que los consumidores confíen en la innovación y los consumidores solo confiarán en la innovación si confían en los innovadores. La innovación debe empoderar a los consumidores, pero también debe protegerlos”.