betterfly printBetterfly pospondrá su OPI ante la crisis económica, según ha declarado su CEO, Eduardo della Maggiora. El cofundador del primer unicornio social en Latinoamérica considera que su principal enfoque para 2023 está en la rentabilidad en sus cinco mercados en la región y en España. Salir a bolsa ya no es una opción en el futuro inmediato, pero sí la rentabilidad.

“Ser rentable se vuelve lo primordial en la lista para la empresa de tecnología de seguros (insurtech) en un momento en que la industria del venture capital también reparte menos dinero”, dijo Della Maggiora en entrevista con Bloomberg Línea.

“La OPI se va a posponer un poco, si nosotros teníamos pensado hacerla en el año 2025 o 2024, pues no sabemos cuándo se va a abrir (la posibilidad) y eso nos obliga a tener un foco no solo en el crecimiento sino en la rentabilidad”, señaló el CEO, que dijo que desde el primer día han sentado fundamentos económicos con un enfoque en el uso conservador de los recursos. “La atención no está sólo en el crecimiento sino en tener números positivos y construir un producto que verdaderamente genera un retorno financiero y sustentarlo en el largo plazo”, añadió.

Optimismo en la recuperación

Ante las bajas rondas de inversión en startups en etapas avanzadas, della Maggiora cree que es una situación difícil: “Está casi seco el mercado de crecimiento en el venture capital, por lo que está sucediendo a nivel macroeconómico y las tasas de interés subiendo”. En lo que va del año se ha visto una desaceleración en la inversión de riesgo en América Latina. De hecho, en el segundo trimestre se dio la caída más pronunciada, disminuyendo un 54% la suma total respecto de 2021, según datos de Transactional Track Record (TTR).

No obstante, el CEO es optimista y cree que la situación macroeconómica mejorará para el primer semestre del próximo año. “Cuando se empiece a normalizar, cuando las tasas bajen y la inflación se empiece a controlar, habrá mucho capital disponible, habrá fondos que invertir, y hay mucho más emprendedores, lo cual es algo muy positivo”, comentó. A su juicio, el dinamismo en inversiones de venture capital también se recuperará como venía ocurriendo en los últimos dos años, aunque “no con la intensidad de 2021″, precisó.

El año pasado fue récord para el venture capital en la región, donde se captaron 15.700 millones de dólares, el triple de lo que se había captado en 2020, según datos de la Asociación para la Inversión de Capital Privado en América Latina (LAVCA).