blockchain

La bolsa de Mercados de Valores de España (BME), BBVA y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han completado la primera emisión en España de un bono listado en un mercado regulado y registrado en tecnología blockchain.

Esta plataforma, desarrollada por el socio tecnológico de esta transacción, ioBuilders, podrá servir de base para futuras emisiones tanto en España como en América Latina y el Caribe.

De esta forma, BME, BBVA, BID e ioBuilders han estado trabajando desde el pasado febrero en este proyecto pionero, que consiste en el desarrollo de una plataforma blockchain que permite el registro, la negociación en secundario y la gestión del ciclo de vida de un bono emitido en un mercado regulado.

Para su desarrollo se han utilizado smart contracts para la ejecución de los procesos de distribución, compraventa, liquidación y eventos corporativos, con el uso del dinero electrónico tokenizado por BBVA para la gestión del efectivo a lo largo del ciclo de vida de la emisión.

La entidad bancaria además de tokenizador de dinero electrónico, ha desempeñado varios roles críticos, como custodio digital, estructurador digital y active bookrunner de la operación. Citi fue la entidad agente, y los inversores del bono fueron Iberdrola y Renta 4.

Con esta emisión, BBVA construye, con operaciones reales y en producción, su estrategia de activos digitales en los mercados financieros. Regina Gil, Responsable Global de Crédito de BBVA, explica: “Queríamos evaluar si las operaciones en blockchain se pueden ejecutar con la infraestructura del mercado actual, a nivel de operaciones e interconectividad de sistemas para los bancos colocadores y los inversores institucionales. Este piloto reduce el costo y el tiempo de emisión, lo que abre oportunidades para emisores de menor tamaño y para las economías menos desarrolladas”.

Por su parte, Irene Arias Hofman, CEO de BID Lab, el laboratorio de innovación del BID, señaló: “Mas allá de lo tecnológico, la creación de este bono podría representar un impacto económico y social transformativo muy fuerte. De hecho, esperamos que produzca reducciones tan significativas en las fricciones y costos de emisión que pueda conducir a una expansión de los mercados de capital, haciéndolo accesible a los pequeños inversores. Para el Grupo BID es además una base de futuros desarrollos para financiar inversiones verdes, emprendimiento femenino e impacto social de alto interés estratégico”.