SWISS RE y BMW han desarrollado un algoritmo que permite que los nuevos asistentes a la conducción sean tenidos en cuenta a la hora de calcular una póliza en un vehículo, informa la agencia Efe. El objetivo es desarrollar una calificación que todas las aseguradoras pueden usar para fijar el precio de sus coberturas en función de la seguridad que aportan los citados asistentes.

El grupo automovilístico destaca que a pesar de que están llegando a los vehículos cada vez más sistemas de asistencia al conductor relevantes para la seguridad, estos solo se consideran «de forma limitada» a la hora de calcular las primas de seguro. Recuerda que las clasificaciones de seguro de automóvil generalmente se basan en criterios como la edad del conductor o la potencia del vehículo. Por tanto, esta nueva herramienta puede abrir nuevas posibilidades para los clientes y las aseguradoras.

Para la reaseguradora, este proyecto es un ejemplo de cómo impulsar la innovación en seguro de Autos.