genio_botella lamp,of,wishes, ,magic,smoke,coming,out,of,theDe la última junta anual de accionistas de Berkshire Hathaway se desprenden varias claves, sobre todo en relación con la inteligencia artificial (IA) y los seguros cibernéticos, aunque también se trataron otros temas, como los seguros de automóvil, Geico y el cambio climático.

Warren Buffett, presidente y director ejecutivo de Berkshire Hathaway, afirmó sobre la IA que «tiene un enorme potencial para el bien y un enorme potencial para el daño”. Así, compartió un ejemplo: vio una imagen de sí mismo en una pantalla, con su voz y el tipo de ropa que él llevaría, y ni su mujer ni su hija hubieran podido detectar alguna diferencia. Estaba transmitiendo un mensaje que en modo alguno procedía de Buffett, pero que era falsa. Buffett reconoció que la estafa siempre ha formado parte del panorama estadounidense, pero que invertir en estafas va a ser la industria del crecimiento. «No tengo ningún consejo sobre cómo lo maneja el mundo porque no creo que sepamos cómo manejar lo que hicimos con los genios nucleares».

IA

Sobre la IA, Buffett reconoció no saber nada: “Eso no significa que niegue su existencia o su importancia ni nada por el estilo”, dijo, para realizar una analogía con el desarrollo histórico de las armas nucleares.

“El año pasado dije que dejamos salir al genio de la botella cuando desarrollamos las armas nucleares, y ese genio ha estado haciendo cosas terribles últimamente. El poder de ese genio me asusta muchísimo y, aparte de eso, no conozco ninguna forma de volver a meter al genio en la botella”, afirmó. “La IA es algo parecido. Está a medio camino de salir de la botella y es enormemente importante. Alguien va a hacerlo, así que puede que deseemos no haber visto nunca nada de ese genio, o puede que haga cosas maravillosas. Desde luego, yo no soy la persona que puede evaluar eso”, expuso.

Ciberseguro

El ciberseguro se describió como un sector de moda dentro de la industria aseguradora, con un mercado mundial estimado en 10.000 millones de dólares. La rentabilidad de este sector puede ser significativa, representando el 20% del total de las primas.

Sin embargo, a su juicio, existe un reto importante a la hora de comprender la cuantía potencial de las pérdidas que podrían derivarse de un único incidente y el potencial de pérdidas agregadas. “No existe un límite claro para el peor de los casos, lo que hace difícil predecir y gestionar la pérdida máxima posible. También es difícil tener una idea clara del coste de las pérdidas, tanto para un solo siniestro como a lo largo del tiempo”, se indicó.

Además, durante la junta se mencionó que no se dispone de datos suficientes para predecir con fiabilidad los costes reales de las pérdidas en el ámbito de los ciberseguros. Esta falta de datos hace que sea arriesgado para las aseguradoras ofrecer con confianza productos de ciberseguro, ya que no pueden fijar con precisión el precio del riesgo. Debido a estos retos y riesgos, se ha tomado la decisión desde Berkshire Hathaway de mantenerse al margen de los ciberseguros.