sandboxEl Consejo de Ministros dio el visto bueno el pasado viernes al Anteproyecto de Ley para la transformación digital del sistema financiero. Este proyecto establece un entorno jurídico adecuado “para garantizar que el proceso innovador se desarrolle de forma eficaz y segura para los usuarios”, señala el Gobierno. Asimismo, se trata de un impulso definitivo para avanzar en los últimos trámites administrativos y cumplir con el compromiso que adquirió el Ejecutivo de apoyar la implantación del sandbox, que supone la creación de un espacio controlado de pruebas.

Las medidas incluidas tienen como objetivo garantizar que las autoridades financieras dispongan de instrumentos óptimos para seguir cumpliendo con sus funciones de supervisión y regulación en el nuevo contexto digital, así como facilitar que el proceso innovador contribuya a lograr un mejor acceso a la financiación de los sectores productivos, unos servicios financieros más eficientes y una mayor captación de talento en un entorno internacional altamente competitivo.

España se suma así a los países a la vanguardia tecnológica que cuentan con sistemas similares para acompañar la transformación digital del sistema financiero y da respuesta a las recomendaciones de diversas instituciones y foros internacionales”, afirma el Ejecutivo.

Mejorar la supervisión y acompasar la legislación financiera con la transformación digital

Tal y como ya ha ido publicando el Bolitín Diario de Seguros (BDS), entre las medidas destaca la creación de un sandbox, que establece un entorno seguro en el que puedan probarse innovaciones tecnológicas en el ámbito financiero antes de su comercialización, bajo estricto seguimiento de los supervisores y con máximas garantías para los participantes. Se concibe principalmente como un instrumento que facilitará la adaptación al proceso de transformación digital tanto de los actores públicos, como de los privados. En particular será un instrumento para mejorar la supervisión y también para acompasar la legislación financiera con la transformación digital.

En cuanto al régimen de acceso, se fija un sistema de ventanilla única para la presentación de proyectos por parte de empresas tecnológicas, entidades financieras, centros de investigación u otros promotores interesados. Los proyectos que se presenten deberán encontrarse «suficientemente avanzados y demostrar que aportan valor añadido en aspectos como la mejora del cumplimiento normativo y de la protección a la clientela, el aumento de la eficiencia o la mejora de la calidad en la prestación de servicios financieros», matizan desde el Gobierno.