smartphoneCelside Insurance destaca la utilidad de los dispositivos móviles y la importancia de promover un buen uso de los mismos. “El móvil puede ser una buena herramienta de apoyo en la comunicación y la didáctica. Lo importante es apoyar a los alumnos para que puedan desarrollar un criterio de uso inteligente, porque los verdaderamente smart son ellos, no sus dispositivos”, explica la directora de Recursos Humanos, Erika Veloz.

A raíz de los datos dados a conocer respecto al uso de los smartphones, especialmente durante el estado de alarma, desde la compañía se destaca que un 87% de los niños se conectó a su smartphone para estudiar durante el confinamiento. Por este motivo, se anima a que padres y tutores sean “influencers” de su buen uso ya que un 41% de los padres cree que no hace lo suficiente para ajustar el uso del móvil de sus hijos en el hogar.

Además, al 78% de los padres le gustaría que su hijo/a usara menos el móvil, un 58% reprocha a sus hijos no hacerle caso por estar con el smartphone y un 53% cree que los menores abusan del móvil más que ellos. Si preguntamos a la inversa, es el 26% de los estudiantes el que cree que sus progenitores emplean más el móvil que ellos.

Consecuencias del sobreuso

Así lo explican los impulsores de la plataforma de divulgación Smarthuman, promovida por Celside Insurance y PantallasAmigas, que realizó 96 talleres de concienciación en 27 centros educativos de Barcelona y Madrid a los que asistieron cerca de 2.000 alumnos y más de 230 familias entre octubre de 2019 y febrero de 2020. Antes y después de las sesiones, se realizó una encuesta, con una muestra de 1.350 encuestados de 1º ESO y sus padres.

En este sentido, Jorge Flores, fundador y director de PantallasAmigas, subraya la importancia de potenciar el ejemplo positivo en el hogar: “Padres y madres debemos aprovechar la oportunidad de educar con el ejemplo en el uso consciente y saludable del móvil. Somos influencers y tendemos a subestimarlo. Si al buen ejemplo le añadimos persuasión, complicidad, acompañamiento y supervisión estamos criando hijos e hijas más críticos, responsables y autónomos en el uso del móvil y de Internet en general.”

Tras la realización de los talleres Smarthuman, cuyo objetivo era promover un uso inteligente del móvil por parte de los alumnos, la mayoría es algo más consciente de los problemas físicos derivados de un sobreuso que pueden afectar a la visión, espalda o cervicales, así como sentimientos de aislamiento o problemas de sueño. Además, un 56% afirma que su voluntad es emplear el móvil menos tras participar en estos talleres, algo que la gran mayoría de este porcentaje, un 74%, no se había planteado antes.