digital

Ya estamos inmersos en la Transformación Digital y, si miramos hacia atrás, vemos claramente que nuestra forma de entender la comunicación ha cambiado radicalmente, haciendo patente la realidad de que somos una generación digital.

Nos comunicamos por correos electrónicos, whatsapp y muchas otras plataformas y servicios, buscamos continuamente la agilidad y queremos ser más eficientes que nunca. Pero cuando nos vemos frente a una gestión en la que necesitamos una mayor confianza o control, seguimos recurriendo al papel como soporte “confiable”.

Lo que no sabemos es que, para este tipo de situaciones contamos con tecnologías que nos permiten llevar a cabo la certificación digital de documentos.

¿Qué podemos hacer gracias a la Certificación Digital?

Un documento que ha sido certificado digitalmente, garantiza que, una vez que ha sido sellado, no ha existido modificación alguna en su contenido.

Esta garantía resulta tremendamente útil a la hora de firmar contratos electrónicos, ya que ambas partes pueden contar con la garantía de que lo que han acordado es exactamente lo que figura en dicho contrato y pueden llevar a cabo las acciones pertinentes en caso de que exista un incumplimiento de las cláusulas suscritas en el mismo. Un aporte de confianza extra que permite tanto acortar los procesos de contratación empleando canales digitales así como la adecuación de los mismos a las exigencias legales vigentes.

¿En qué negocios tiene aplicabilidad la Certificación Digital?

Realmente, un proceso de certificación digital puede tener aplicaciones en cualquier sector y proceso en el que se exista un intercambio de documentos entre empresas o con sus clientes y empleados.

El fundamento de esta gran utilidad radica en que los hábitos de consumo actuales tienen cada vez una  mayor orientación hacia los canales digitales en vez de hacia canales físicos o tradicionales. Un ejemplo claro es el caso de los agregadores de productos financieros (como Fintonic) que permite la contratación de estos productos a través de un canal móvil (App).

En este modelo de negocio, anteriormente, era necesaria la intervención de la documentación física. No obstante, ahora, gracias a la capacidad de llevar a cabo la certificación digital de procesos, estos procesos pueden ser suplantados por alternativas digitales más ágiles, ecológicas y rentables.

¿Qué beneficios proporciona la certificación digital en mi empresa?

Leer más