Inteligencia_artificial_prediccionesAunque la Inteligencia Artificial (IA) está transformando sectores, operativas y profesiones, sólo el 8% de las empresas españolas (14% a escala global) se encuentran hoy completamente preparadas para integrar la tecnología en sus negocios. En este sentido, Cisco ha identificado las tendencias que marcarán la evolución de la IA en 2024

  1. GenAI en el B2B: La IA Generativa (GenAI) se expandirá en el ámbito empresarial con interfaces de lenguaje natural integradas en la mayoría de los nuevos productos y servicios digitales. Más de la mitad de las aplicaciones B2B, como gestión de proyectos y atención al cliente, incorporarán estas interfaces, acelerando las tareas de desarrollo de software.
  2. Gobernanza empresarial: Ante la falta de políticas integrales de IA en el 81% de las organizaciones españolas, se espera que en 2024 adopten ampliamente marcos de gobernanza para generar confianza. Las empresas formalizarán el desarrollo, la aplicación y el uso interno de la IA, moviéndose hacia la ética y el autocontrol de la industria.
  3. Personalización mediante APIs: Las empresas buscarán formas innovadoras de aprovechar la IA sin construir plataformas propias. Las interfaces de programación de aplicaciones (APIs) integrarán herramientas y sistemas de IA prediseñados, permitiendo a las empresas elegir y combinar APIs de diversos proveedores para adaptar soluciones de IA según sus necesidades únicas.
  4. Mayor riesgo de estafas y fraude: Se prevé un aumento de ciberamenazas derivadas de desinformación, estafas y fraude generados por la IA. Esto impulsará la cooperación para fortalecer la ciberseguridad y la alfabetización digital, enfrentándose a desafíos como deepfakes y contenido malicioso con inversiones en tecnologías avanzadas.
  5. Mayor consumo energético con mayor eficiencia: Aunque se espera un incremento en el consumo de energía debido a la IA, también se anticipa que desbloqueará nuevos paradigmas de eficiencia en las redes energéticas. La combinación de automatización del software con micro-redes de corriente continua y modelos de IA más pequeños podría resultar en una reducción significativa de emisiones para 2040.

“La IA se ha convertido a la vez en un catalizador y un lienzo para el futuro. Ya está en nuestros hogares, nuestros automóviles, nuestras oficinas y nuestros bolsillos. Pero debemos equilibrar los beneficios y los riesgos y ofrecer claridad sobre lo que la IA puede y no puede hacer con los nuevos marcos de responsabilidad y transparencia de datos”, señala Liz Centoni, vicepresidenta ejecutiva, directora de Estrategia y directora general de Aplicaciones en Cisco.