razonesSe calcula que el sector de las insurtechs sólo ocupa el 2% del mercado de los seguros y, sin embargo, a pesar de este posicionamiento relativamente pequeño y de nicho, ya ha sacudido a los operadores tradicionales lo suficiente como para que se peleen por ofrecer mejores servicios digitales.

De hecho, según un nuevo estudio de la empresa de investigación de mercados Valuates Reports, el mercado mundial de las insurtechs alcanzará un valor de 119.400 millones de dólares en 2027. Los datos del estudio, que analiza las tendencias previstas entre 2021 y 2027, también muestran que el sector insurtech está creciendo a un ritmo del 34,4%.

¿Por qué se debería invertir en este espacio?

El insurtech ya está demostrando ser un sector de gran éxito que rebosa de posibilidades para el año que viene. Estos son los motivos por los que, según Insurtech Digital, se debería invertir en este espacio.

5) Servicios integrados en todos los sectores

Comprar un seguro ya no consiste en visitar la página web de una empresa específica para adquirir una póliza. Hoy en día, la cobertura puede encontrarse en muchas plataformas de comercio electrónico, vendiéndose junto a productos que requieren algún tipo de servicio o mantenimiento. El cambio se ha hecho más evidente en los últimos 12 meses, siguiendo el ejemplo de Amazon, que se ha asociado con varias empresas para ofrecer cobertura de seguro en los productos en la fase de pago. Estas colaboraciones no harán más que aumentar en los próximos meses y, con ello, la escala y el éxito de la industria insurtech.

4) Mejor compromiso del consumidor

Cuanto más aprovechan las insurtech los intereses de sus clientes, más comprometida se vuelve esa base de clientes y más fuerte es la relación con los productos y servicios. Las insurtech ofrecen soluciones cada vez más incentivadas para los usuarios, que reciben descuentos y beneficios por su compromiso con los productos. La gamificación también se ha convertido en una parte cada vez más popular del desarrollo de nuevas aplicaciones.

3) Mejor relación con el cliente

A diferencia de lo que ocurría antaño, las compañías de seguros mantienen el contacto con sus clientes. Lo hacen proporcionando servicios personalizados, ofreciendo productos flexibles y asegurándose de que las reclamaciones, cuando se hacen, se llevan a cabo de forma rápida y eficiente. Como utilizan la última tecnología automatizada y de IA para suscribir los eventos, también realizan evaluaciones de riesgo muy precisas, lo que reduce sus costes y, a menudo, también las primas que se repercuten al cliente. La reducción de los costes en general se traduce en un aumento de la base de clientes y en más capital para escalar.

2) Datos, datos y más datos

A medida que el IoT aumenta en tamaño y capacidad, el sector de las aseguradoras se beneficia de ello. La cantidad de datos que ahora recogen las aseguradoras impulsadas por la tecnología ha tenido un gran impacto en varios sectores, como los seguros de daños, los seguros de automóviles y los seguros de salud. Por ejemplo, los hogares inteligentes pueden ahora controlar los riesgos con mucha más precisión gracias a los sistemas de sensores, las aseguradoras de salud pueden incentivar a sus clientes a través de dispositivos portátiles, y el mercado de seguros de automóviles está experimentando un cambio de UBI que sólo parece que va a aumentar a medida que la telemática y los coches automatizados se convierten en la corriente principal.

1) El ecosistema digital y la ESG

Las aseguradoras se prestan fácilmente a las asociaciones estratégicas porque son ágiles y sencillas. La conexión con nuevas empresas para ofrecer productos y servicios significa que su increíble capacidad para generar ingresos adicionales y escalar a ritmos vertiginosos, apenas se está haciendo realidad. “En este momento, el mercado está en su infancia, relativamente hablando. Pero es un sector que está mostrando tanto potencial que, incluso dentro de unos meses, se habrán producido cambios nuevos y sin precedentes”, destacan desde el diario online Insurtech Digital.

A medida que los gobiernos de todo el mundo adoptan políticas de carbono cero, los inversores también buscan colocar capital en empresas que apoyen las directivas y los programas ESG. El sector de las insurtech ya es un firme partidario de estas iniciativas porque su relativa novedad significa que ha adoptado las últimas prácticas y tendencias.

“En última instancia, el momento de subirse al carro de la inversión en insurtech es el principio, cuando las startups están hambrientas de capital, y todo un nuevo entorno empresarial está surgiendo de la nueva normalidad. Personalmente, creemos que los inversores tendrán mucho que celebrar al entrar en 2022”, indica el diario.