insurtech lanzaderaAEFI ha elaborado un documento que recoge los principales factores que mueven el ecosistema insurtech y algunos retos para seguir creciendo en el futuro. Según la asociación, el incremento en el número de compañías insurtech en los dos últimos años, así como en su valoración y en el número de operaciones de inversión, fusión y adquisición, confirma el creciente interés y la buena acogida entre los clientes, que encuentran en ellas soluciones efectivas a sus necesidades en el ámbito asegurador.

Sin embargo, y a pesar de este creciente interés por las insurtech, aún existe un gap entre el mercado europeo frente al español. Según destaca AEFI, el mercado insurtech en España ha dado un salto cualitativo en los dos últimos años, pero, “a nivel europeo, todavía se trata de un segmento de negocio algo más maduro, donde las rondas de inversión están más generalizadas. España sí mantiene el ritmo de aparición de nuevas propuestas insurtech, en proporción al tamaño de su mercado, aunque la diferencia en términos absolutos se mantiene”, sostienen desde la asociación.

Por ello, desde AEFI aseguran que la clave para superar de forma definitiva ese gap con otros mercados europeos pasa por trabajar para que el mercado español termine de reconocer e integrar las experiencias insurtech en todos sus procesos. David Navarro, vocal de la vertical de Insurtech de AEFI, explica que “si bien es cierto que el volumen de negocio gestionado no se corresponde con el tiempo que llevamos hablando de la revolución tecnológica en los seguros, sí existe un claro interés inversor y España se encuentra en una buena posición para estar preparada cuando se produzca el cambio definitivo”.

La tecnología como palanca del cambio

Otro factor que remarcan desde la asociación son los cambios en el comportamiento de los clientes debido al impulso de la digitalización al permitir el uso de herramientas tecnológicas entre rangos de edad, incentivando la reconversión de negocios de atención al cliente a sistemas híbridos. “Esa aceleración, junto con el impulso económico europeo de este año por la mejora de la productividad basada en tecnología, traerá novedades sensibles en los próximos 2-3 años, y permitirá que la tecnología se convierta en una verdadera palanca sobre la que el negocio asegurador crezca”, explican los asociados.

La integración entre sistemas, lo que se denomina conectividad o apificación, es otro de los retos que necesita el ecosistema insurtech para impulsar su crecimiento en el mercado. “Esta integración -señalan desde la asociación- sería un gran catalizador de la innovación abierta, la que viene de distintos ángulos y no solo de los esfuerzos internos de las aseguradoras”. En concreto, consideran que el desarrollo de las APIs ayudaría a transformar a las insurtech en negocios orientados al servicio que reduzcan el tiempo de integración con clientes, a desarrollar nuevos productos digitales, a explorar nuevos modelos de negocio, a mejorar la seguridad o mejorar la experiencia de uso de los clientes.

Asimismo, desde AEFI recuerdan la necesidad de un cambio de paradigma mental en el servicio del cliente y recomiendan pasar de uno menos actuarial a otro más de servicio al cliente, algo que se lograría con más alianzas entre aseguradoras tradicionales e insurtech, pero como elementos complementarios y no sustitutivos.

Finalmente, la asociación aplaude la creación del Sandbox al permitir “crear un ambiente idóneo para el desarrollo de proyectos disruptivos en el ámbito de los seguros y fomentar acuerdos de colaboración con entidades tradicionales para desarrollar proyectos controlados que ayuden a localizar nuevas formas de servicio para satisfacer las nuevas necesidades de los clientes”. También valora los esfuerzos de la DGSFP por involucrarse en su exitoso desarrollo.