codeoscopic - angel blesa
Ángel Blesa, director general de Codeoscopic

Codeoscopic ha lanzado un Plan de Ayuda a Corredores para hacer frente al Covid-19 con un paquete de propuestas de carácter extraordinario con las que busca facilitar a los corredores la continuidad de su negocio. El plan mantendrá las condiciones anunciadas durante todo el segundo trimestre de 2020, hasta que finalice junio.

La propuesta de la tecnológica supone una disminución drástica en el importe de sus servicios durante los próximos tres meses, con el fin de incentivar el uso de herramientas digitales que ayuden a los corredores a trabajar en remoto, desde sus domicilios, y hacer frente a la paralización del mercado.

El catálogo de ayudas que incluye el Plan contempla significativas reducciones en el precio de las cuotas de mantenimiento del multitarificador Avant2 GOLD, que verán rebajado su precio un 30%; así como la bonificación del coste de setup y licencia a clientes nuevos durante el próximo trimestre, que se prevé de fuerte efecto de la crisis provocada por el coronavirus.

Además, se suman facilidades y condiciones favorables en todos los servicios que componen el ecosistema Avant2: los tarificadores HTML, instalables en cualquier entorno web; el aplicativo de firma digital para facilitar la gestión de documentación sin necesidad presencial, desde dispositivos móviles; el módulo IdentifyCar de consulta de versiones de autos y motos; y los servicios de TE-SIS InCloud, para la gestión de corredurías en la nube.

«Nos mojamos con los corredores»

Ángel Blesa, director general de Codeoscopic, explica que estas medidas van a tener para la compañía «un coste económico» que asume como parte de una apuesta mano a mano con el sector de la mediación: «Codeoscopic nos mojamos con los corredores frente a esta crisis: queremos estar a su lado, sobre todo junto a los más pequeños, para posibilitar que la mediación mantenga una posición fuerte y estable».

«Creemos en que, a pesar de que el panorama es terrible, en lo sanitario y por extensión en lo económico -continúa Blesa- esta crisis abre una oportunidad para afrontar la digitalización a la que muchos quizás no se hayan decidido todavía: la transformación es ineludible y supone un arma de futuro frente a las adversidades», sostiene.