Duck Creek Amazonians 750x400Satisfacer e entender las necesidades del consumidor final es el gran reto de cualquier tipo de negocio. La sobrecarga de información, la superconectividad y el dominio de plataformas sociales son algunos de los atributos que caracterizan al nuevo perfil de consumidor: “los amazonians”.

Estos nuevos usuarios satisfacen sus deseos a golpe de click. No les molesta el ruido de internet y están acostumbrados a bucear en plataformas como Netflix hasta dar con el contenido que les interesa.

El sector asegurador debe dar un paso más si quiere conquistarles. No basta con el uso correcto de sus datos y la personalización de los servicios. Es importante cambiar su percepción del sector para que pasen a considerarlo una oportunidad y un actor de confianza que va a acompañarles en sus necesidades actuales y futuras.

La innovación como motor de cambio

Los amazonians están acostumbrados a experiencias de usuario ágiles y rápidas, pero al mismo tiempo consideran determinante que sean seguras.

La llegada de la Covid-19 ha revolucionado también el panorama de la ciberseguridad. Cada vez nos encontramos con más trabas para iniciar un nuevo camino. Hay dos razones que explican esto: unas vinculadas al negocio y otras de carácter tecnológico.

Hace unos meses Duck Creek a través estudio global analizó el estado del sector asegurador en este aspecto. Los datos confirmaban la lentitud de estos procesos: el 60% afirmaba que tardaba más de seis meses en diseñar, probar e implementar en el mercado un nuevo producto.

Esta cifra ya debería estar obsoleta. Si manejamos esos tiempos, la necesidad deja de ser prioritaria, desaparece o simplemente no tiene nada que ver con lo que necesitábamos en ese primer momento.

A la hora de innovar es fundamental considerar también la escalabilidad de los procesos, realizar actualizaciones constantes y sobre todo cumplir con unos altos estándares de seguridad que eviten, por ejemplo, los problemas derivados del ransomware.

«Coopetición»: alianzas que aportan valor

Innovar y crecer es más fácil si contamos con el partner estratégico idóneo de nuestro lado. Desde el sector asegurador hay que romper con los estereotipos del tradicional concepto de competencia y apostar por alianzas con otros actores que refuercen nuestra cadena de valor y aporten ese toque transformador que en algunos casos falta en el sector asegurador.

Es clave aliarse con empresas que sean ágiles, con capacidades digitales probadas, que nos aporten diferenciación, un plan estratégico a largo plazo y con un TCO competitivo que nos ayude a ser más eficientes desde el punto de vista económico.

Cambiemos la forma de ver las cosas

Adaptarnos a los “amazonians” implica ser capaz de innovar rápidamente y de forma constante, de la mano de partners estratégicos. Para ello, debemos:

  • Ser capaces de desplegar nuevas estrategias con rapidez, a gran escala, en entornos volátiles sin que la tecnología sea una restricción.
  • Tener la capacidad de construir perfiles de clientes más inteligentes basados en datos minuciosos y experiencias personalizadas.
  • Ser más ágiles y flexibles a la hora de diseñar, desarrollar y comercializar nuevos productos innovadores.
  • Trabajar con partners y adaptarse a las innovaciones más disruptivas del mercado para seguir creciendo y aumentando la relevancia del sector de los seguros.

¿Te resulta interesante? Comparte:

 

Compartir
Artículo anteriorMunich Re y MetLife se alían en la digitalización de la suscripción
Artículo siguienteBrecha digital y pandemia: reto y oportunidad
En Duck Creek, estamos convencidos de que son las propias aseguradoras generales (P&C) quienes han de dar forma a su propio futuro, sin que este venga determinado por las tecnologías que utilizan. El cambio debe recibirse como algo positivo, no temerse; las ideas se deben de poder aplicar rápida y fácilmente, sin tener que recurrir a desarrolladores; y la complejidad debe abordarse desde la confianza, no con más complejidad.