computación cuánticaSegún Accenture, hasta el 80% de las cargas de trabajo estará en la nube en los próximos años, lo que permitirá una recopilación de datos más amplia a partir de flujos de trabajo y comportamientos digitales. Con la potencia de la computación cuántica, las empresas pueden extraer información valiosa de este creciente volumen de datos para mejorar su valor empresarial.

La computación cuántica es una tecnología emergente que aprovecha las leyes de la mecánica cuántica para resolver problemas que los superordenadores más potentes de la actualidad no pueden resolver en la práctica. Ofrece, por tanto, una solución a problemas que superan las capacidades de los ordenadores clásicos debido a su complejidad. Hablamos de un número abrumador de variables que interactúan entre sí. Por ejemplo, un solo viaje logístico con 16 paradas tiene 20 billones de rutas posibles, y encontrar la más eficiente mediante la computación clásica requiere cribar todas las posibilidades, una tarea que podría llevar décadas incluso a los ordenadores más rápidos.

IA, cuántica y capacidades de suscripción

Actualmente, la IA ayuda a las aseguradoras a recopilar, analizar e interpretar grandes cantidades de datos. Sin embargo, a medida que aumentan los datos sobre clientes individuales, la computación cuántica puede ayudar a las aseguradoras a identificar tendencias más amplias y hacer predicciones más precisas sobre el comportamiento futuro del mercado.

Además, la computación cuántica podría revolucionar la evaluación de riesgos a gran escala para las aseguradoras. Básicamente, la evaluación de riesgos consiste en determinar la probabilidad de que algo vaya mal. Goldman Sachs, en colaboración con las empresas de computación cuántica IonQ y QC Ware, ya ha utilizado la computación cuántica para la evaluación de riesgos en el sector financiero para la previsión de ventas y el análisis del comportamiento del mercado.

Del mismo modo, un ordenador cuántico podría calcular rápidamente la probabilidad de que una persona sufra un accidente de tráfico en un cruce concreto, del mismo modo que podría identificar la ruta de transporte marítimo más eficiente entre 20 billones de opciones posibles.

EY e IBM amplían su alianza en computación cuántica

En este sentido, EY e IBM han anunciado que EY Global Services Limited se unirá a la IBM Quantum Network en un intento de permitir a los equipos de la primera explorar soluciones con la segunda que podrían ayudar a resolver algunos de los retos empresariales más complejos de la actualidad.

EY tendrá acceso a los ordenadores cuánticos de IBM a través de la nube y pasará a formar parte de la comunidad de organizaciones de IBM Quantum Network que trabajan en el avance de la computación cuántica. Se espera que este paso impulse la innovación en el ámbito de la computación cuántica, que tiene enormes implicaciones para las industrias basadas en datos y, por tanto, afectará al sector de los seguros.

Soluciones para todas las industrias

Los equipos de EY aprovecharán su acceso a la mayor flota de ordenadores cuánticos del mundo para explorar soluciones a retos empresariales en los sectores de las finanzas, el petróleo y el gas, la sanidad y la administración pública.

La organización EY creó su propio Global Quantum Lab el año pasado con la misión de aprovechar el valor cuántico en los ámbitos de la confianza, la transformación y la sostenibilidad. Utilizando la tecnología cuántica de IBM, los equipos de EY planean llevar a cabo una investigación práctica de primera clase para descubrir casos de uso transformadores, incluyendo: la reducción de las emisiones de CO2 de la computación clásica, la mejora de la seguridad y la precisión de los coches autónomos y, lo que es más importante, integrar los beneficios cuánticos en los sistemas principales de las organizaciones para el procesamiento de datos y la toma de decisiones empresariales.