SOLO PARA USO DE Duck Creek TelematicsLas preferencias y necesidades del consumidor han cambiado. Ahora, el cliente está dispuesto a pagar solo por aquello que usa y espera que el sector asegurador base los precios en función su comportamiento real. A medida que las aseguradoras se esfuerzan, la telemática se posiciona como una posible solución para lograr esos resultados.

Sin embargo, hay varios elementos que deben integrarse, configurarse y dirigirse dentro de sistema de administración de pólizas (PAS) para ejecutar las promesas de un programa telemático. De hecho, las aseguradoras pueden aprovechar las soluciones SaaS PAS de baja codificación, como Duck Creek Policy de Duck Creek Technologies, para construir un programa telemático.

Construcción de un programa telemático para seguros de autos

Tomando como ejemplo la construcción de un programa telemático para seguros de autos, el primer paso es crear experiencias fluidas de cotización de pólizas. Tener la opción de realizar cambios es un beneficio clave que hay que considerar. El siguiente paso es minimizar la cantidad de campos que un posible conductor debe completar para obtener una cotización. Cuatro o menos preguntas -nombre, apellidos, domicilio y fecha de nacimiento- deberían ser suficientes. Hoy en día, el sector asegurador podría beneficiarse del ecosistema insurtech e integrar el resto de las fuentes de forma automática para que el PAS devuelva una cotización a un posible asegurado en segundos.

Una vez que se presentan al cliente potencial las opciones de precios en el presupuesto, el siguiente paso es asegurarse de que la emisión de la póliza sea perfecta. Para ello se necesita que el cliente comparta sus datos, haga un pago inicial y se le compartan todos los documentos de la póliza. Toda esta sincronización puede configurarse con un PAS básico, aunque flexible para implementar productos basados en telemática. El resultado final es una experiencia fluida desde la cotización hasta la emisión para los asegurados.

Pero esto no termina aquí. No se trata sólo de capturar los datos reales del conductor, sino de hacer algo con ellos. En un seguro de automóviles, se podría recompensar a los buenos conductores, por ejemplo. La clave entonces es conseguir que esas puntuaciones telemáticas –el frenado brusco, la aceleración repentina y las distracciones con el teléfono móvil– sean llamadas a su PAS. Con ello se establecerá el esquema de calificación del programa telemático, y se podrá ejecutar la promesa a los clientes: recompensar a los conductores prudentes. Esta información puede adoptar la forma de configurar un chatbot para que se ponga en contacto con sus asegurados y les ofrezca información continua sobre su puntuación de conducción, así como para presentarles cuál será su nueva tarifa.

La automatización de la experiencia

El cliente quiere pagar por aquello que usa, pero también quiere que se le pongan las cosas fáciles. La automatización de la experiencia lo asegura, sin embargo, el consumidor siempre buscará la asistencia humana cuando se le presente algún inconveniente. La figura del mediador no se irá a ninguna parte. La buena noticia es que los sistemas core modernos son totalmente compatibles con este enfoque.

¿Te resulta interesante? Comparte:

 

Compartir
Artículo anteriorAGERS aterriza en Spotify
Artículo siguienteCasi la mitad de las empresas incluye telemedicina en su seguro médico
En Duck Creek, estamos convencidos de que son las propias aseguradoras generales (P&C) quienes han de dar forma a su propio futuro, sin que este venga determinado por las tecnologías que utilizan. El cambio debe recibirse como algo positivo, no temerse; las ideas se deben de poder aplicar rápida y fácilmente, sin tener que recurrir a desarrolladores; y la complejidad debe abordarse desde la confianza, no con más complejidad.