5G ¿le suena? Esa tecnología que revolucionará nuestras vidas y donde pasaremos a comunicarnos con la Red… pero ¿en qué punto nos encontramos actualmente en España?

Arturo Azcorra, director de IMDEA Networks y catedrático de la UC3M, reconoce que “disponemos actualmente de un despliegue limitado de la interfaz radio de 5G”, pero aventura una fecha: “el despliegue inicial de sistemas Stand-Alone, con las capacidades completas de 5G está previsto para final de este año”.

Una vez que marcamos la fecha en el calendario, apunta el experto, “los principales clientes de 5G serán las empresas y los servicios profesionales (denominados “verticales” en terminología de 5G) no los usuarios particulares. Es posible que se experimente algún ligero retraso en despliegue o implantación, pero la previsión es que el Covid-19 no afecte de forma significativa”.

“5G contribuirá a desvincular los servicios financieros de las instalaciones físicas como son la red de sucursales/agencias de seguros y de los cajeros automáticos”

“La principal revolución de 5G es la integración de la computación de forma distribuida en el interior de la Red”, subraya Azcorra. Esto es lo que se denomina Computación en el Borde (Edge Computing). Pero la evolución no ha sido de la noche a la mañana. Para entender este novedoso concepto, Azcorra explica que “desde 1850, cuando se inventó el telégrafo eléctrico, la red ha sido un elemento de transporte de información: se inyectaba información (datos, imagen, sonido, …) en un extremo y llegaba al otro. Con el Edge Computing, la red se transforma en una fábrica de servicios telemáticos para todos los sectores: fabricación, transporte, sanidad, energía, entretenimiento, etc”.

Comunicarnos con la Red

“Los usuarios ya no quieren comunicar con otro usuario al otro extremo de la red, sino que quieren comunicar con la red en sí misma, que es la que les presta el servicio”. Entre otras ventajas, el Edge Computing permite un tiempo de respuesta cercano a 1 milisegundo, algo “esencial para los sistemas ciber-físicos, la realidad aumentada, los videojuegos y juegos de realidad virtual, y multitud de otras aplicaciones”.

Ventajas de la virtualización

Entre los beneficios que aportará esta tecnología a las empresas y sectores financieros, como en el caso del seguro, Azcorra detalla que “continuarán su fuerte tendencia a virtualizarse, profundizar en la transformación digital e incorporar técnicas de Big Data e Inteligencia Artificial”. Además, constata, el “5G contribuirá a desvincular los servicios financieros de las instalaciones físicas, como son la red de sucursales/agencias de seguros y de los cajeros automáticos”. “Las entidades podrán ofrecer todos sus servicios a través de 5G con menores costes, mejor servicio y mayor seguridad”, puntualiza.

Frente a la actual crisis sanitaria que vivimos, reconoce que España ha sabido hacer frente tecnológicamente hablando: “Está contribuyendo a una mejora de la transformación digital, con un gran aumento de la teleconferencia, los procedimientos administrativos basados en servicios telemáticos y el uso de la firma digital”. También el teletrabajo ha aumentado y mejorado notablemente. Todo esto es muy positivo y ha mejorado el nivel tecnológico de nuestras empresas”, añade.

Si miramos al futuro, aventura el experto, esta tecnología “va a permitir una transformación digital completa de la economía y de la sociedad. Coches que se conducen solos, cámaras con reconocimiento facial, fábricas robotizadas, reparto mediante drones, museos virtuales, realidad aumentada, sanidad personalizada, emergencias automáticas”. Es decir, un sinfín de aplicaciones transformacionales que verán la luz de forma masiva en los próximos años.

Tres claves

1- Democratizar la tecnología
“A nivel país, habrá países que sean capaces de aprovechar 5G para desarrollar su sociedad y economía, y habrá países que no lo logren. A nivel individual, 5G será una tecnología que se producirá en masa y que estará al alcance de todos. Los primeros terminales serán de gama alta y por eso tienen un precio elevado, pero, siguiendo la natural evolución del mercado, estarán al alcance de todos”.

2- Transformación digital
Necesitamos un plan integral de impulso de la transformación digital, de forma coordinada entre el gobierno, las comunidades autónomas y las empresas, que sitúe a España como el país más avanzado el mundo en esta área. Las ventajas de la transformación digital son inmensas: ahorro de costes, reducción de tiempo, aumento de la productividad, menor consumo energético, lo que sin duda tendría un impacto muy positivo en la economía en su conjunto.

3- Salvaguardar la privacidad
Es preciso que se apliquen sanciones penales por la infracción de la privacidad, teniendo como responsables a los directivos de las empresas que las infrinjan. También sería efectivo para desmotivar a los hackers y otros infractores que actúan a título individual. Finalmente, para reducir la invasión a la privacidad por parte de agencias gubernamentales, es precisa una legislación y una agencia específica con medios suficientes que se encargue de detectar y castigar estas infracciones.