“Un investigador reconvertido en emprendedor tecnológico”, así se define Iñaki Berenguer, actual CEO y fundador de CoverWallet. Con 40 años y afincado en Nueva York, también fue creador y CEO de Contactive, adquirida por Thinkingphones en 2014, y de Pixable, vendida a SingTel en 2012 por 30 millones de dólares. Con anterioridad, también trabajó para compañías como McKinsey, Microsoft, NEC, Intel o HP.

inaki-berenguer-coverwallet

FÜTURE. – ¿Qué es CoverWallet?

IÑAKI BERENGUER. – Es una aseguradora online para pymes, aunque realmente tenemos licencia de correduría. Siempre digo que CoverWallet es la forma más sencilla de entender, comprar y gestionar los seguros para tu empresa, todo online, y lo hacemos combinando tecnología, diseño y datos. Normalmente son seguros de Responsabilidad Civil. Con respecto a las pymes, me refiero a los 25 millones de pequeños negocios en Estados Unidos como una peluquería, un restaurante, un dentista o una tienda de ropa.

FÜTURE. – ¿Cómo surgió la idea?

IÑAKI BERENGUER. – Yo soy un experto en tecnología, y de seguros sabía más bien poco. En 2015 solo sabía que en la vida puedes tener buena suerte o mala suerte y, cuando te toca la mala, es mejor tener un seguro. Pero como cliente, también he experimentado la frustración de tener que entender, comprar y lidiar con un seguro a través de corredores tradicionales, formularios y procesos farragosos.

La primera vez que oí hablar de seguros fue cuando tendría cinco años. Yo soy de Muro, un pueblo del interior de Alicante. En Alicante y en la Comunidad Valenciana hay dos productos típicos, turrón y naranjas. Mi padre, antes de que yo naciera, era apicultor. Tenía más de 100 colmenas y la miel que sacaba, principalmente de azahar, la flor del naranjo tan popular en la Ribera (Valencia), la vendía a las turroneras de Jijona. Un verano, por culpa de un incendio en la montaña más cercana a Muro, se quemaron todas las colmenas y desapareció de un plumazo el pequeño negocio que mi padre había construido a lo largo de los años. Desgraciadamente mi padre no tenía seguro y, cuando yo era pequeño, siempre se lamentaba de no haber tenido uno.

Así que, los seguros en sí, son buenos. Pero sabréis que gestionar los seguros de empresas o lidiar con el papeleo es frustrante y analógico: tienes que rellenar formularios, firmarlos, escanearlos, adjuntar documentos, enviarlos por email, etc. En 2016, en la era de Internet, debería ser mucho más sencillo: algo así como visitar una página web, poner algunos datos de tu empresa como dirección, facturación y número de empleados, ver el precio del producto recomendado y comprarlo con la tarjeta de crédito, todo en 5 minutos. Y como me dijeron que esto no existía, decidí resolverlo. CoverWallet elimina la parte mala de los seguros, la frustración del papeleo, y se queda con lo bueno, el concepto. Así es como se montan las empresas de éxito, entendiendo las frustraciones y necesidades de los usuarios y preguntándose si las cosas que no te gustan se podrían simplificar.

coverwallet_blue_lg-1-copy

FÜTURE. – ¿Por qué iniciar este proyecto en Estados Unidos y no en España?

IÑAKI BERENGUER. – Mis anteriores dos empresas tecnológicas las fundé, hice crecer y vendí, en Estados Unidos. Con CoverWallet, aunque la empresa es americana, tenemos un tercio del equipo en Madrid.

FÜTURE. – ¿Tienes previsto expandir el negocio?

IÑAKI BERENGUER. – De momento estamos muy enfocados en el mercado americano, que es gigantesco y está en mitad de un cambio de paradigma: del mundo offline al mundo online. El sector seguros para pymes mueve 100.000 millones de dólares al año en Estados Unidos, lo que supone más que todo el mercado español. El 99,5% está offline, con corredores tradicionales, y se espera que en menos de 5 años un 20% de este mercado pase a online. Nosotros queremos ser la marca líder que capture parte de esa demanda online.

FüTURE. – ¿Cuántas personas formáis parte del equipo de CoverWallet?

IÑAKI BERENGUER. – Actualmente 35, pero estamos creciendo muy rápido, gracias a la ronda de financiación de casi 10 millones de dólares. La empresa la registramos en septiembre de 2015.

“Los inversores se han fijado en nosotros por lo que hemos probado y conseguido en cuanto a métricas de negocio, experiencia y producto tecnológico, eficiencia de marketing, equipo humano e ingeniería”

FüTURE. – Actualmente, ¿qué cantidad de usuarios han hecho ya uso de esta plataforma?

IÑAKI BERENGUER. – Son datos que no compartimos. Tenemos licencia para operar desde febrero de 2016 y, desde entonces, digamos que los inversores se han fijado en nosotros por lo que hemos probado y conseguido en cuanto a métricas de negocio, experiencia y producto tecnológico, eficiencia de marketing, equipo humano e ingeniería.

FÜTURE. ¿Qué aporta CoverWallet al sector asegurador?

IÑAKI BERENGUER. – Estamos reinventando cómo los clientes perciben el sector. Queremos eliminar la frustración, la poca transparencia, la complicación, la cantidad de contenido “legal” imposible de entender en los documentos o la percepción de estar en un sector analógico que opera con formularios. Nuestro fin es quedarnos solo con lo bueno de los seguros. La gente no odia el concepto de los seguros, pregúntale a cualquier persona que haya tenido un accidente y que, por suerte, tenía un seguro que lo cubría. La gente lo que realmente odia es lidiar con los seguros.

La satisfacción del cliente en el sector seguros es la más baja cuando la comparas con cualquier industria como las aerolíneas, bancos, hoteles o supermercados. En 2016, cuando prácticamente cualquier categoría de producto se ha reinventado con un sucesor digital de mayor calidad, parece ser que el sector seguros se ha quedado atrás y CoverWallet viene al rescate.

“Estamos reinventando cómo los clientes perciben el sector. La gente no odia el concepto de los seguros, lo que realmente odia es lidiar con los seguros.”

FÜTURE. ¿Has recibido alguna oferta de venta por CoverWallet? ¿Te planteas su venta?

IÑAKI BERENGUER. – Sorprendentemente más de una. Pero ahora mismo tenemos una oportunidad gigantesca delante de nosotros. Tenemos un equipo que es “la crème de la crème” en tecnología, seguros y marketing, con un producto tecnológico innovador. Si a esto le añades que contamos con suficiente financiación de Union Square Ventures e Index Ventures, los fondos de referencia que tienen el mejor track record imaginable acompañando a empresas líderes en sus categorías como Dropbox, Skype, Twitter o LendingClub, no tendría sentido que no aspirásemos a hacer crecer CoverWallet de forma independiente para intentar capturar esta gran oportunidad y volvernos, de forma independiente, un líder en nuestra categoría.

FÜTURE. ¿Tienes otros proyectos en mente?

IÑAKI BERENGUER. – Si, pero no proyectos en los que necesite comprometer mi tiempo, pues estoy volcado con CoverWallet al 100%. Aparte de pasar con la familia el poco tiempo que tengo libre, intento hacer deporte. En Nueva York salgo a correr a las cinco y media de la mañana, cuando todavía es noche cerrada. En primavera correré mi octavo maratón, el de Londres. Creo en lo que dicen de “mens sana in corpore sano”.

“El secreto es liderazgo para atraer a profesionales mejores que yo; cuestionarme el status quo y trabajar muchísimas horas”

FÜTURE. ¿Cuál es el secreto de tu éxito?

IÑAKI BERENGUER. – Diría tres cosas. La primera, atraer a profesionales que son mejores que yo y, para ello, se necesita liderazgo. Liderazgo porque tienes que convencer a los mejores para que dejen lo que están haciendo y se unan a un proyecto que todavía está en pañales. Hay que ser capaz de dibujar y visualizar una gran oportunidad donde todavía no hay nada y estos profesionales se unen porque creen en la visión, pero también porque me preocupo por ellos. Mi objetivo es que el esfuerzo del equipo sea recompensado y que la experiencia laboral trabajando conmigo sea transformadora desde un punto de vista personal, profesional y económico.

Segundo, cuestionarme el status quo, por qué las cosas y los productos son como son, y preguntarme si podría ser todo más fácil. Normalmente esto se consigue con la tecnología. En realidad es muy sencillo. Tan solo tienes que observar las necesidades y frustraciones de los usuarios e intentar utilizar la tecnología para resolverles esas necesidades. En el caso de los seguros, los usuarios odian lidiar con el papeleo.

Por último, trabajar muchísimas horas con los sacrificios que ello conlleva.  La vida del emprendedor no es para la gente que se viene abajo a las primeras de cambio. El camino hasta el éxito es largo y duro y los sacrificios son importantes. La vida de los emprendedores está llena de obstáculos, derrotas, retos y fracasos y sólo sirve perseverar. Es una vida de cancelaciones a última hora de cenas, vacaciones y fiestas de cumpleaños de tus seres queridos, pero aquellos que tienen una visión se rodean del equipo adecuado y están 100% comprometidos, trabajan más horas de lo que se podrían imaginar y, por supuesto, con un poco de suerte, en algún momento sentirán la satisfacción y autorrealización de mirar a una empresa de éxito y poder decir “esto lo hemos construido nosotros donde no había nada”.