criptomonedas bitcoinLas monedas tradicionales tienen ahora un nuevo rival: las criptodivisas. Estas nuevas formas de monedas, como el Bitcoin y el Ether, están revolucionando el panorama financiero y, junto a ellas, también han surgido otros criptoactivos, como los tokens, que permiten comprar representaciones digitales de activos reales, como obras de arte o bienes inmuebles. Todo este nuevo panorama también supone nuevos retos para las aseguradoras y cabría preguntarse: ¿Están determinados criptoactivos implícitamente cubiertos por las pólizas de propiedad o cibernéticas existentes?

Así lo plantea el informe del 10º aniversario de SONAR de Swiss Re, que aborda 14 riesgos emergentes en los ámbitos tecnológico, económico, social y medioambiental. El estudio menciona que, además de los criptoactivos, la computación cuántica también está creando nuevos riesgos en el sistema financiero mundial y afirma que “la fluidez de la propiedad, la fiscalidad, las cuestiones reglamentarias y otros riesgos relacionados con las nuevas clases de activos plantean nuevos retos a las aseguradoras”.

“La seguridad de la nueva economía financiera digital también se enfrenta a nuevos riesgos. Con la computación cuántica, por ejemplo, una nueva generación de ordenadores está a punto de realizar tareas que están fuera del alcance de las máquinas actuales. Estas tecnologías hiperinteligentes ofrecen importantes ventajas, pero, con su creciente madurez, también pueden convertirse en una amenaza para los protocolos de seguridad informática existentes, pudiendo piratear las claves de encriptación estándar utilizadas en las comunicaciones y la transferencia de datos online”, se advierte.

Riesgos emergentes del cambio climático

Asimismo, el informe señala a una nueva generación de riesgos emergentes derivados del cambio climático y plantea retos para hacerles frente. Por ejemplo, el deshielo del permafrost, la lucha por alimentar a una población mundial en aumento o los intentos por reducir las emisiones de carbono de la agricultura. En este sentido, el informe apunta que “las aseguradoras pueden desempeñar un papel fundamental para acelerar la adopción y el aumento de prácticas agrícolas sostenibles, ofreciendo soluciones de cobertura adecuadas y facilitando una agricultura inteligente y regenerativa desde el punto de vista climático”.

“Vivimos en un mundo en el que los multimillonarios pueden hacer viajes de un día a la estratosfera, los criptoactivos están desafiando las normas financieras establecidas y el cambio climático está cambiando la sustancia misma de nuestro entorno físico. Están surgiendo nuevos riesgos mientras la comunidad mundial se enfrenta a retos conocidos como la pandemia, la guerra en Ucrania, las turbulencias económicas y la falta de confianza en las instituciones sociales establecidas”, explican desde Swiss Re. El informe SONAR de Swiss Re, que ahora celebra su décimo aniversario, explora el horizonte de los riesgos emergentes para el sector de los seguros.

Patrick Raaflaub, director de Riesgos del Grupo Swiss Re, afirma: “Una pandemia mundial, conflictos geopolíticos, una inflación creciente y una crisis climática imparable son algunos de los muchos riesgos que SONAR ha examinado en la última década y que finalmente se han materializado. Sin embargo, la investigación de nuevos riesgos no consiste en pronosticar. Se trata de concienciar sobre los riesgos que pueden afectar a la sociedad y prepararnos en consecuencia”.