scooter eléctrica

Los clientes van conociendo las nuevas tecnologías como es la conducción autónoma y la conectividad, tanto la industria del automóvil como las aseguradoras de Autos tendrán que cambiar su oferta de productos y su forma de trabajar. Estos cambios suponen un reto para el sector de los seguros, pero también traen consigo nuevas oportunidades.

¿Por dónde empezar? Según revelan desde McKinsey este cambio trae consigo oportunidades que los proveedores más ágiles pueden aprovechar. Según las estimaciones de los expertos, sólo la conectividad de los vehículos tiene el potencial de producir entre 30.000 y 50.000 millones de dólares para el sector de los seguros de movilidad a nivel mundial en 2030. Esa cantidad supondría más del 10% de las primas actuales.

Cuatro nuevos enfoques basados en datos para aprovechar el potencial de los cambios en la movilidad

  1. Precios basados en el comportamiento. Las primas basadas en el estilo de conducción («pague como conduzca») o en el uso del vehículo («pague como conduzca») ofrecen a los asegurados atractivas oportunidades de ahorro. Este enfoque puede resultar rentable a largo plazo si se utilizan los datos sobre el movimiento y el vehículo para hacer ofertas adicionales.
  2. Nuevas ofertas del ecosistema. Con el crecimiento de las ventas directas de vehículos, los fabricantes de automóviles son cada vez más importantes como socios. Pero también hay que considerarlos como competidores potenciales, ya que las ofertas integradas -la compra de un vehículo y un seguro a través de una sola fuente- siguen siendo tendencia. Las aseguradoras deben esforzarse por crear asociaciones dentro de su ecosistema que beneficien a ambas partes. Por ejemplo, podrían integrar una oferta de seguros simplificada en la compra y venta de vehículos mediante un proceso digital sin fisuras.
  3. Productos de seguros multimodales. Los proveedores pueden responder al aumento de la diversidad de la movilidad con soluciones de seguros adecuadas. Por ejemplo, podrían ofrecer una clase de producto para todo, desde los coches privados hasta los e-scooters prestados y los coches de alquiler en vacaciones. Esta solución permite a nuevos grupos de clientes acceder a la empresa y a su oferta de seguros, a la que quizá no hayan estado expuestos antes.
  4. Servicios a la carta. Después de comprar un vehículo, el 39% de los compradores quiere activar servicios digitales adicionales. En el caso de los propietarios de vehículos de marcas premium, el 50% opta por estos servicios adicionales. Las aseguradoras pueden aprovechar esta amplia demanda haciendo que los servicios ampliados -como el seguro internacional, el seguro para pasajeros o el coaching activo del conductor- estén disponibles con sólo pulsar un botón.

«Valor y creatividad»

A medio plazo, las aseguradoras pueden planificar el salto a nuevas oportunidades de negocio, utilizando los conocimientos y los datos que han recogido de las soluciones de seguros de movilidad para crecer en otras áreas del ecosistema de la movilidad. «Una mayor diversidad también proporciona ventajas sobre los agregadores, que tienden a beneficiarse de la estandarización», añade.

«Como suele ocurrir durante la gestión del cambio, las aseguradoras de automóviles necesitarán valor y creatividad para seguir adelante. Las empresas que aborden los retos desde el principio saldrán reforzadas al responder a la transformación del transporte. Además, desempeñarán un papel clave en la configuración de la nueva era de la movilidad», concluye la consultora.