Últimamente, uno de los temas más de vanguardia es, sin duda, el cambio en la legislación aplicable a la protección de datos.

El pasado 4 de mayo de 2016, se publicó el nuevo marco normativo que guiará las actuaciones y obligaciones de las empresas en términos de protección de datos. Esto ocurrirá a partir de mayo de 2018, que es cuando entra en vigor el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD).

Entre las novedades que encontramos en el Reglamento, surgen nuevos derechos para los ciudadanos, como el “derecho de supresión” o el “derecho al olvido”, así como el derecho a ser informados acerca de violaciones de seguridad o portabilidad de datos entre responsables del tratamiento.

En cuanto a las acciones que tendrán que llevar a cabo las empresas si quieren cumplir con la legalidad en un tema tan delicado, destacamos dos que nos parecen especialmente importantes:

Por un lado, surge la obligación de informar al usuario de la finalidad para la que van a ser utilizados sus datos. Además, será necesario recoger el consentimiento del usuario a la hora de recopilar sus datos para una finalidad concreta, y ser capaces de acreditar que esto se ha llevado a cabo.

Por otro lado, se reconoce también el derecho de los usuarios a obtener una copia de los datos personales que serán objeto del tratamiento.

Es una cuestión que apremia rapidez por parte de todas las empresas y organizaciones, ya que, de no cumplir con las exigencias, podrán verse sancionadas con multas de hasta 20 millones de euros o el 4% de su volumen de negocios global anual.

Con todo esto, queda clara la necesidad por parte de las empresas de adaptarse a este nuevo entorno, que en un año pasará a ser una realidad. Se hace esencial contar con un plan de adaptación que les permita llegar a tiempo y cumplir con los plazos establecidos por el Reglamento.

Vemos, por lo tanto, que existe un riesgo evidente para las compañías en caso de no acogerse al RGPD. Así, por su seguridad, es conveniente utilizar soluciones que permitan esa adaptación y cumplimiento de la norma, como las soluciones de contratación y notificación electrónica certificada de Digitel TS, que le ayudarán a protegerse de las posibles sanciones.