cinta-de-medirLos peritos de seguros son clave para la detección del fraude. La informática es importante, pero muchas veces tras la detección de muchos casos de fraude en Autos está la experiencia y el buen criterio de un profesional de la Pericia. A veces es simplemente cuestión de centímetros: los que difieren de la versión del (supuesto) defraudador de la realidad. Entre “este golpe me lo ha dado un Renault Megane Grand Scénic” y “es imposible porque el paragolpes de ese modelo se sitúa 5 centímetros por debajo de donde tiene el impacto”.

Por eso APCAS, la Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías, ha firmado un acuerdo con el Instituto de Investigación sobre Vehículos (Centro Zaragoza) para actualizar la base de datos que esta última tenía con datos sobre ‘Alturas en los Automóviles: faros, pilotos y paragolpes’. 

“Esta base de datos va a suponer una gran herramienta para todos los agentes de siniestros, ya que se va a poder realizar un estudio más objetivo sobre los siniestros y llegar a detectar de un modo más simple siniestros fraudulentos, ya que al conocer diferentes alturas de los vehículos, los peritos podrán ser más minuciosos en sus informes y los mediadores y aseguradores tendrán una base de datos en la que poder hacer sus comprobaciones, recreaciones de los siniestros y realizar una mejor labor aseguradora”, explican desde APCAS, que facilitará a sus asociados el acceso gratuito a esta base de datos.

Ambas organizaciones ya trabajan en la actualización de una base de datos que incluirá alturas de los componentes de las partes delanteras y traseras de los vehículos, añadiendo, en el caso de los vehículos de nueva medición, también las alturas laterales de retrovisores y molduras de protección.

Las tareas de localización de vehículos, toma de medidas correspondiente y entrada de datos comenzaron a principios del pasado mes, con el objetivo que desde este mismo mes de mayo pueda estar disponible la base de datos para el acceso de los usuarios de aseguradoras y peritos de seguros de vehículos automóviles para su uso profesional. Hasta finales de 2018 está previsto continuar con la incorporación de datos, fecha en la que Centro Zaragoza considera que se podrá contar con el censo de la mayor parte del parque automovilístico de España.