Carlos Rodríguez Munich RE

La que la industria del seguro nos abre sus puertas para mostrarnos qué se está haciendo en lo que a innovación se refiere. En esta ocasión, Carlos Rodríguez García, Head of Innovation, Underwriting & Cooperation Models de MUNICH RE, cuenta las claves de innovación de la reaseguradora, de MundiLab, el programa de aceleración dirigido a startups que ayudaba en el proceso de implantación en los mercados de seguros de España, Portugal y Latinoamérica de las insurtech y de su evolución a un modelo Open Innovation.

Carlos Rodríguez reconoce no ser partidario de grandes frases que definan la innovación ya que “la innovación se trabaja”. “En todo caso -dice-, debería ser algo simple” que se puede concretar en tres elementos: hacer las cosas de una manera diferente, lograr un impacto sustancial en los usuarios y generar un re- torno económico para las corporaciones que la están llevando a cabo.

“La innovación nos enseña que se puede trabajar de modo diferente: de una manera conectada y más libre, sin tener que estar atado a un espacio”

Carlos Rodríguez Munich RE¿Por qué MundiLab?

En 2014 ven que el fenómeno insurtech está comenzando (por aquel entonces había discrepancias hasta en el nombre, algunos lo llamaban insuretech) y sentimos la necesidad de tener “una especie de radar” en este entorno para entender cómo iba a afectar a nuestro negocio y al de nuestros socios. En fases tempranas, se barajó la posibilidad de un venture capital -un tipo de financiación para startups de las que se espera obtener unas elevadas tasas de crecimiento-, pero por aquel entonces un venture capital de seguros no era tan común. “Entonces decidimos a aprender de la mejor manera: con una aceleradora, trabajando de la mano de startups, y aprendiendo en el día a día. Empezamos y lo hicimos desde un punto de vista muy interno, no como una estrategia de marketing para mostrar cuánto somos de innovadores”. “Este proceso -explica- nos ha servido para conocer muy bien las ventajas de las startups, cómo se puede trabajar con ellas, qué beneficios puedes tener, pero desde el punto de vista interno también nos ha ayudado a transformarnos; antes no conocíamos otro modo de trabajar en Seguros y aprendes que se puede hacer de una manera conectada, más libre, sin tener que estar atado a un espacio”.

La oficina de la sucursal de MUNICH RE en Madrid, renovada hace pocos años, también se ha adaptado a este entorno de innovación y emprendimiento y ahora comparte espacios abiertos y diáfanos, lo que permite el trabajo en equipo: “Cuando iniciamos la primera edición de MundiLab teníamos startups trabajando por toda la oficina, repartidas durante todos los días en reuniones con sus mentores, tomando café o trabajando con sus portátiles en el business lounge o la terraza y esto fue un shock para quienes acostumbraban a trabajar de modo más convencional”.

Sobre lo sorprendente que resulta que un proceso de innovación a través de una aceleradora pueda permitir a una entidad desarrollar también su propia innovación (lo que ha sido el caso de la re- aseguradora con MundiLab), se reconoce que al final se trata del empleado, de la arquitectura, del espacio, del diseño y de la tecnología…, “pero pocas veces se habla de esta relación que puede tener un mundo totalmente nuevo y disruptor y una gran corporación”.

Una realidad que reconoce en este encuentro Carlos Rodríguez es la de la cantidad de directivos de compañías que están empezando a montar su propia insurtech o uniéndose a proyectos ligados a ello, sobre todo, porque buscan nuevas formas de trabajar: de manera más dinámica, rápida y ágil. “Es curioso esto porque la disrupción no sólo viene desde fuera sino también desde los que estamos dentro”.

“no daremos tanta importancia al producto y sí al servicio; consumiremos seguros de otra forma”

En su opinión, “seguros e insurtechs tienen que ir de la mano ya que ahora las compañías tienen que centrarse en tecnología y servicios y las insurtech pueden ayudar mucho en estos dos aspectos. Este cambio ya está pasando en el sector; comenzamos a no dar tanta importancia al producto en sí, sino al servicio, porque la sociedad demanda consumir seguros de otra manera. Al final el seguro se necesita en el día a día y tiene que acompañarnos en nuestra vida, por lo que la tecnología y el enfoque en el usuario es básico”.

Munich RE Carlos RodriguezPero, ¿qué empresa de tecnología sería MUNICH RE?

El responsable de Innovación reconoce su debilidad por Amazon “por la diversificación que está consiguiendo y porque está muy centrada en el usuario, tanto desde el punto de vista de datos como desde el del servicio”, explica. “Una compañía centrada en el usuario es al final la que va a tener más éxito”, asevera. Sin embargo, afirma gustarle mucho también Tesla y el resto de compañías de Elon Musk, por su capacidad de disrupción, y “Google por su presencia global en nuestras vidas”, confirma. “Pero si tuviera que pensar en cuál nos parecemos más, creo que estamos más cerca de Microsoft, que es una compañía establecida, con bastantes años de historia, que ha pivotado varias ve- ces su modelo de negocio y, sobre todo, por el ecosistema de partners, a los que les da mucha importancia por el rol que desempeñan en toda su cadena de valor”, indica.

Aplicado a su grupo, por partners Carlos se refiere a la relación que tiene la reaseguradora con sus clientes, con las startups y otra serie de jugadores nuevos que hay en el mercado, y a cuyo conjunto “ya llamamos socios”. “Y esa buzzword [“palabra pegadiza”] con la que se refiere a estos socios es el nuevo ecosistema de partners.

¿Cómo implementa su grupo la innovación?

Primero hay que cambiar la forma de pensar. Design Thinking y otros métodos como los modelos Lean o Canvas son una buena manera de empezar. Hace tres años se dio mucha importancia a la formación en nuevas formas de trabajar, colaborar y pensar y se formó a casi toda la compañía en el Design Thinking que “es una herramienta que te da una visión de cómo pensar a la hora de desarrollar productos y servicios”, para luego dar paso a otros, “lo que fue muy importante a la hora de realizar ese cambio cultural, que es difícil y que tiene que empezar desde muy abajo”, expone.

“En nuestro grupo se le da mucha importancia a la innovación: participamos en siete u ocho aceleradoras alrededor del mundo, tenemos tres laboratorios de innovación… la innovación al final se respira, se nota que a las personas les importa y es algo a lo que dedicamos muchos recursos”, sostiene.

Para poder innovar hay que introducir desde la base un cambio en la cultura de la empresa, cuidar los detalles, tener conocimiento de mercado a través de aceleradoras, etc., y luego ir sumando capas: las aceleradoras te permiten traer ideas frescas y potencian la co-creación; los laboratorios de innovación te permiten trabajar proyectos internos o co-creados con clientes además de hacer research; el ecosistema de partners te permite crear una oferta de valor más completa; y a través de los fondos de venture capital puedes realizar inversiones estratégicas”, comenta Carlos Rodríguez. Y añade: “Gracias a la innovación cualquier compañía puede crecer y convertirse en un player más relevante. De igual manera, una compañía grande que no innove puede acabar desapareciendo”.

Finalmente, confiesa: “Lo que más me llama la atención es cuánto hemos cambiado en los últimos diez años. Me encantan las innovaciones sociales, soy muy fan: me gusta ver cómo hay gente que dedica sus ideas a mejorar el mundo y creo que ahí va a haber un cambio muy importante en la sociedad”.

future innovación tecnología

MundiLab

OBJETIVO. – El objetivo de MundiLab era desarrollar un ecosistema de empresas del sector seguros que incorporase las nuevas tecnologías y las soluciones más innovadoras de la mano del talento de las startups y el conocimiento de MUNICH RE.

MERCADOS. – Este programa era una iniciativa que formaba parte de todo el ecosistema de innovación de MUNICH  RE, que ya cuenta con aceleradoras en Tel Aviv, Princeton, Berlín, Londres y Munich. Durante sus dos ediciones, MundiLab ha sido el referente en insurtech para el mercado español, portugués y latinoamericano, habiendo conseguido lanzar varios programas piloto en estos mercados.

EVOLUCIÓN. – Esta iniciativa, que nació de la mano del grupo reasegurador y considera la innovación una de sus prioridades claves, ha evolucionado hacia la creación de un programa Open Innovation donde el trabajo con las startups no está fijado a un periodo concreto del año, ni a un estado de madurez determinado.