despidosAnte la oleada de despidos que sigue habiendo en gigantes tecnológicas como Google, Microsoft o Meta, Hiscox ha querido recordar algunos de los principales riesgos a los que pueden enfrentarse las empresas TIC tras el despido de empleados y ante los que, por tanto, deben estar protegidas.

Entre esos riesgos están: la deslealtad del exempleado; las difamaciones a las que puedan llegar los desempleados en medios o redes sociales; las fugas o robos de datos confidenciales; la vulneración del derecho de propiedad intelectual; y los retrasos en la ejecución de proyectos o cumplimiento de plazos.

Todo ello puede conllevar actos de desagravios por parte de los desempleados que pueden acabar, para la empresa, en demandas, daños reputacionales y, llegados al extremo, hasta un obligado cambio de imagen y marca, incumplimientos de contratos y trabajos inacabados con la consecuente pérdida económica, entre otros riesgos.

Los despidos, especialmente los colectivos, conllevan algunos riesgos importantes a los que las empresas deben atender. Por ello, desde Hiscox recomiendan contar con un producto de Responsabilidad Civil Profesional ajustado a sus necesidades específicas y a los riesgos de los profesionales tecnológicos.