Transformacion DigitalEl 76% de los directivos españoles afirma que, con la digitalización de las empresas, su grado de compromiso con la transformación tecnológica de su empresa y/o área de trabajo ya venía siendo un valor fundamental, si bien se ha visto incrementado a raíz del coronavirus.

De hecho, actualmente, un 40,3% afirma estar muy comprometido y un 52,3% comprometido. Tan solo un 4,4% reconoce estar poco comprometido y un 3% nada comprometido. El grado de compromiso con la transformación digital es ligeramente superior en los jefes (78,4%) que entre las jefas (73%), aunque por poca diferencia.

Así lo revela el Barómetro Badenoch + Clark sobre ‘Managers y Directivos en España: el Directivo 5.0’, una investigación en la que se recogen las respuestas de más de 400 directivos y managers en nuestro país para entender mejor el contexto empresarial actual y el mundo al que nos dirigimos. La investigación establece el perfil de cómo será el directivo 5.0.

Habilidades tecnológicas

Tampoco existen grandes diferencias entre los directivos españoles teniendo en cuenta la generación a la que pertenecen. Mientras los líderes Baby Boom afirman que su grado de compromiso es del 78,4%, la Generación X lo sitúa en el 73% y los Millennials en el 74,5%.

En cuanto a si se poseen las habilidades tecnológicas y/o digitales suficientes para hacer frente al futuro, el 71,7% de los directivos españoles afirma que sí, una seguridad que aumenta en aquellos responsables que han llegado a su actual cargo de mando desde otra empresa (75,9%).

Así, según la procedencia laboral de estos directivos, aquellos que vienen de una situación de desempleo (67,9%) consideran que reúnen las suficientes capacidades digitales, cifra que aumenta (69,7%) en el caso de los líderes que han accedido a su puesto mediante promoción interna.

IA, Big Data y ciberseguridad, tecnologías del futuro

Pese a esto, 1 de cada 3 líderes empresariales considera que, para hacer frente al futuro, sería necesaria una mayor formación continua, debido a la velocidad a la que cambian las habilidades y conocimientos necesarios en el ámbito digital, y un 21,2% hace referencia a la necesidad de desarrollar habilidades tecnológicas en general, pues no es un campo en el que se haya formado en origen. Para los directivos consultados, otras capacitaciones a mejorar son: conocimientos especializados de softwares y programas (13,5%) o el manejo de Inteligencia Artificial y Big Data (11,5%).

Por otro lado, los directivos consideran que tres son las tecnologías clave en los próximos años: Inteligencia Artificial (64%), Big Data (58,9%) y ciberseguridad (48,8%) serán las tecnologías que mayor impacto tendrán en el futuro. Con mucho menor impacto, los directivos hablan también de la realidad virtual (27,5%), del Internet de las Cosas (IoT) (26,4%) o de la llamada Nube o Cloud (22,9%), entre otras.

Transformación digital y experiencia del cliente

Asimismo, según un 42,2%, para sobrevivir al futuro las empresas tendrán que estar dirigidas por líderes digitales; un 28,1% no lo veo necesario. Si bien esta percepción varía según la generación a la que pertenece el directivo, siendo mayoritaria la afirmación entre los más jóvenes. Por otro lado, los directivos españoles son optimistas de cara a cumplir la estrategia y planes de transformación digital en sus empresas: un 80,4% cree que lo habrá completado para el año 2030, mientras que un 19,2% considera que no habrá sido posible.

En cuanto a si la transformación digital permite obtener un aumento en los ingresos de la empresa, un 91,8% cree que sí y solo el 8,2% cree que no. Las cifras no varían mucho entre las distintas generaciones de directivos de nuestro país.

Además, 8 de cada diez directivos considera que la experiencia de cliente es mejor desde que utilizamos tecnología digital (86,1%), frente a un 13,9% que lo niega. Una cifra parecida cree que en 2050 tendremos más interacción con máquinas que con personas (84,5%) frente a un 15,5% que no cree que esto ocurra.

Los aspectos más preocupantes que acompañan a la tecnología son: la sobreexposición de los datos personales (52,9%), riesgo a ser víctimas de fraude cibernético (42,2%), la sobrecarga informativa que reciben a través de los diferentes canales digitales (31,9%) y las fake news (30%). También les inquieta: la sustitución de puestos de trabajo por robots (14,2%), el espionaje por parte de gobiernos y corporaciones (20,7%), la deshumanización que pueda provocar dicha tecnología (21,3%), que los algoritmos introduzcan sesgos difíciles de controlar por los humanos (21,5%), una menor libertad y tiempo libre por estar siempre ‘conectados’ (21,8%) y el terrorismo digital (29,4%).

Planes de transformación digital en las empresas

Por otro lado, 9 de cada 10 empresas españolas cuentan con un plan de transformación digital. Esta cifra, en a la categoría de grandes empresas, asciende hasta prácticamente el 96% de los casos. En microempresas, este porcentaje no desciende del 80%. A pesar de estos planes, casi la mitad (46,3%) de los directivos cree que su empresa no cuenta con la tecnología adecuada para llevar a cabo el proceso de transformación digital.

En cuanto a la definición de los roles que lideran la digitalización de la empresa, las grandes empresas suelen recurrir a los directores del área tecnológica (43%). Por su parte, en la pequeña y mediana empresa no es común la existencia de un rol específico para liderar esta transformación.