En España se estima que en apenas dos años el 25% de las consultas médicas de los clientes será digital, por vídeo, voz o chat. Además, en los próximos años se estima un crecimiento global sostenido del mercado de la consulta virtual, que alcanzará los 158,4 millones de consultas virtuales en 2020, tras las 19,7 millones de consultas en 2014. Los datos los ofreció ayer Luis García Ordóñez, Health Sales Manager de AXA PARTNERS, durante la presentación de la oferta de telemedicina de la entidad.

En particular, Healthlook es el gestor digital de salud integral desarrollado por la compañía. La aplicación permite monitorizar, orientar y dar asesoramiento médico y de bienestar en cualquier momento y en cualquier lugar a sus clientes, para que estos puedan tener un mejor control de su salud y anticiparse a los riesgos.

Esta solución digital combina los servicios médicos de la entidad con el  acceso a los dispositivos de salud conectados. De esta forma los profesionales médicos pueden asesorar al paciente para aumentar su bienestar diario, estudiando y tratando de forma personalizada cada caso, dando acceso al paciente a sus estadísticas e informes, además de dar consejos sobre programas específicos para tener una vida saludable.

Monitorizar la salud para prevenir y ahorrar costes

Healthlook se está utilizando, a través de diferentes proyectos con centros hospitalarios o firmas como Philips, para orientar a enfermos crónicos y evitar, mediante el monitoreo de manera remota, que se produzcan crisis. El resultado de estas implementaciones refleja que, desde 2014 hasta ahora, se ha reducido un 50% el número de ingresos en el hospital. De la misma manera, desde ese año se ha reducido el número de episodios de urgencia por paciente un 40%.  Queda claro, según remarca García Ordóñez, el ahorro de costes que esto puede suponer tanto para la administración pública como para las compañías de seguros.

En la compañía entiende la telemedicina como un complemento a la medicina tradicional, con beneficios tanto para pacientes como para los profesionales sanitarios. El futuro, entienden en la entidad, está en la prevención.  El uso actual de la telemática en el ámbito de la salud es relativamente bajo, pero entre quienes conocen el sistema y lo utilizan, la recurrencia es muy alta.

En el ámbito de la salud digital, “hay un mundo por construir”, afirmó el directivo. De hecho, la entidad estima que este mercado alcanzará una facturación mundial de más de 233.000 de millones de dólares (189.665 millones de euros) en 2020.